TÍTULO ORIGINAL 127 Hours
AÑO 2010
DURACIÓN 93 min.
PAÍS Gran Bretaña
DIRECTOR Danny Boyle
GUIÓN Simon Beaufoy, Danny Boyle (Libro: Aron Ralston)
MÚSICA A.R. Rahman
FOTOGRAFÍA Anthony Dod Mantle, Enrique Chediak
REPARTO James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn, Clemence Poesy, Treat Williams, Kate Burton, Lizzy Caplan
PRODUCTORA Coproducción GB-USA; Fox Searchlight Pictures / Pathé
WEB OFICIAL http://www.foxsearchlight.com/127hours/
PREMIOS 2010: Oscar: 6 nominaciones, incluyendo mejor película, guión y actor (Franco)
2010: Globos de Oro: 3 nominaciones: actor drama (James Franco), guión y banda sonora
2010: BAFTA: 8 nominaciones, incluyendo mejor film británico, director y actor (Franco)
2010: Independent Spirit Awards: Mejor actor (Franco). 3 nominaciones, incluy. mejor película
GÉNERO Drama. Aventuras | Basado en hechos reales. Alpinismo

Perfectamente se podría titular 127 horas, “la película en la que James Franco se corta el brazo”, pero sería quedarse en la superficie. Y eso que la película apriori no tiene mucho más.

Danny Boyle ha regresado tras su éxito inesperado de Slumdgo Millionaire (8 oscars) con esta película de coraje, y sobre todo, amor a la vida. Nos cuenta la historia de un aventurero, Aron Ralston (J.Franco), el cual durante una de sus aventuras por los cañones de Utah cae por un hueco quedando su mano y parte del brazo atrapados entre una roca y la pared. En posición vertical, con el brazo en esa situación y sin apenas sustento para sobrevivir, Aron consiguió aguantar 127 horas. Consiguió salir de allí, de ese infierno. Pasó frío, calor, pero nunca desfalleció, su amor a la vida pudo más que otro elemento.
Tristemente, la decisión, de vida o muerte, le llevó a amputarse el brazo de una manera un tanto escabrosa pero a la vez bastante realista. Gracias a esa idea, consiguió salvar su vida.

Esta película basada en una historia real y, cuyo personaje aún vive y sigue practicando deporte extremos. Está interpretada de forma soberbia por James Franco, lástima que apareciese Colin Firth para robarle el oscar. Él también lo merecía.

Danny Boyle con su peculiar forma de rodar, no deja lugar al descanso, mantiene al espectador en vilo durante una hora y media, gracias a un ritmo frenético, acompañado como siempre de una gran música y grandes encuadres. Y eso que el guión presenta un argumento muy nimio, del que se podría haber detestado fácilmente su realización por parte de las productoras. Así le ocurrió también con su anterior éxito. Con la diferencia de que aquella película sí que tenía detrás una gran historia. Quizás, gran parte de la culpa del éxito de Boyle lo tenga S. Beaufoy, quien junto con Danny se encarga de elaborar los brillantes guiones de sus películas.

La película probablemente sea para muchas personas de un único visionado, pero no por ello dejará de ser una gran película, condenada por su falta de premios al olvido. Pero así es el cine, una industria despiadada.

Lo mejor: James Franco, los vídeos caseros y el ritmo Boyle
Lo peor: El momento en que se amputa e brazo, es muy desagradable
Nota: 7.5

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s