TÍTULO: Cuando un hombre vuelve a casa
TÍTULO ORIGINAL En mand kommer hjem (When a Man Comes Home)
AÑO 2007
DURACIÓN 92 min.
PAÍS Dinamarca
DIRECTOR Thomas Vinterberg
GUIÓN Thomas Vinterberg, Morten Kaufmann, Mogens Rukov
MÚSICA Johan Söderqvist
FOTOGRAFÍA Anthony Dod Mantle
REPARTO Brigitte Christensen, Morten Grunwald, Ulla Henningsen, Paw Henriksen, Thomas Bo Larsen
PRODUCTORA Coproducción Dinamarca-Suecia
GÉNERO Comedia | Comedia romántica

Ya demostró con su Celebración (1998) que la comedia no se le da nada mal al director danés. Con esta nueva película vuelve al género que prácticamente le dio a conocer hace ya más de doce años.

El director nos cuenta cómo un pueblecito de una ciudad danesa se prepara para la llegada del hijo predilecto, un famoso cantante de ópera que decide reencontrarse con sus orígenes, con lo qu fue. Y se centra en cómo vive la experiencia, Sebastian (Moller Knauer), un joven pinche de cocina que está pasando por una crisis sentimental.

Sebastian acaba de serle infiel a su novia con la nueva ayudante en el hotel, Maria (Mannov Olesen), y está dispuesto a dejar todo lo que ha tenido para irse con Maria, pero María sin embargo en el tiempo que está Hans (Bo Larsen), el tenor, en el hotel tienen un pequeño escarceo amoroso que termina de dejar descolocado a Sebastian. Con estas premisas más la de que Sebastian es como es porque siente la ausencia de un padre que, por lo que le contó en su momento su madre, era un mujeriego, pero sin embargo le dijo que murió atropellado por un tren. Lástima que cuando Hans regresa a la ciudad, la madre de Sebastian le confiesa a su hijo, en plena crisis de pareja con su actual novia Claudia, que su padre está vivo y es Hans.

Con esta trama Vintenberg firma una comedia dramática con un humor muy socarrón, muy negro, que siempre deja al espectador con media sonrisilla en la boca, espectante para la siguiente acción que como es normal no puede ir a mejor salvo que alguno termine por huir, por marcharse. Quizás en esta ocasión Vintenberg peque nuevamente de final feliz, como en todas las comedias y eso le haga, en parte alejarse de lo que él es, un director Dogma. ´

Pese a todo ello, la música, poca, pero necesaria para las transiciones y partes sin diálogo es de notable destacamento y la dirección artística es magistral. Poco se puede decir malo de Thomas Bo Larsen, el cual ya nos fascinó en Celebración y que ahora vuelve, de forma más frívola a deleitarnos con una actuación soberbia.

También los protagonistas Oliver Moller y Ronja Mannov están de sobresaliente, pues ambos muestran perfectamente sus problemas internos y psicológicos y el director además ha sabido reflejar muy bien las situaciones para no dejar que al espectador se le pase nada o se deje algo en el tintero.

Con Cuando un hombre vuelve a casa, Vintenberg parece que vuelve a sus orígenes, a mundos más íntimos y a historias más cotidianas y amables pese a los problemas que siempre pone de por medio el genial director danés. El filme es una película muy notable, casi sobresaliente, muy divertida, de un director que nunca deja a nadie indiferente.

Lo mejor: Los actores, el gúión.
Lo peor: Cine Dogma’95, sólo apto para verdaderos amantes del cine
Nota: 8

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s