Si no callan revientan

Probablemente hoy puedo decir que estoy más que contento. Hoy va a realizar su primera colaboración un gran amigo, una gran persona, un magnífico violinista al que no le tiembla el pulso cuando hace sonar las notas más hermosas. Hoy publica su primera entrada en este blog un hombre que me ha enseñado a ponerme en camino de la búsqueda de la verdad sin miedo, con una sonrisa.
Su verbo es ágil aunque a veces peque de barroco en cuanto a engalanamiento del texto. Perdónenle, los artistas son así. Pero no por ello la pieza será menos ágil ni un tostón. Igual alterna lenguaje culto con el vulgar, aquí el pulso no le tiembla. A mí personalmente, me ha gustado mucho, pero sé que lo puede hacer mucho mejor si se lo propone.
Os presento a Fernando Bonete (Albacete del 91), cuyo blog: http://hombreencamino.wordpress.com/ es para mí una referencia donde puedo aprender de todo. También pueden seguirle en su twitter: @ferbovi donde no da puntada sin hilo.
Sin más aquí llega su participación:

Pienso tantas cosas que si no dijera reventara… Únicamente me las callo por decoro. Sin embargo, hay una entre todas ellas que me desespera sobremanera, a saber: la gente que oigo hablar u opinar sobre temas de los que nunca ha conocido verdad alguna, es decir, de los que no tienen ni puñetera idea.

Son de esa casta de personas que llegan a casa (si es que no se deleitan primero en vagabundear de aquí para allá), se sientan, y se abandonan al sin sentido del electrodoméstico. Una ralea de sujetos que, a pesar de que en el fondo se saben hechos para algo más, se conforman con perder su vida naciendo, viviendo y muriendo. Incluso se encuentran de vez en cuando algunos que creyeron tener la magistral y genial idea de leer unas cuantas páginas de una u otra obra universal (preferiblemente existencialista, aunque también suelen elevar la revista o folletín de turno a verdad trascendental) y se suponen auténticos eruditos; los hay que lo demuestran con las gafitas de pasta sin cristales, otros con la chulería innata les basta y van bien servidos.

Descuiden, la ironía aquí está de más. Mi pena es totalmente sincera. Lo que no termino de decidir es si apiadarme de estos pobres farsantes o de los ingenuos que se tragan sus falacias. No se cual de los dos prototipos puede llegar a ser más estúpido. Yo, por lo pronto, no me trago las apariencias, que dicen que engañan. Y así, tiro la primera piedra, aunque deben saber que un servidor no está libre de pecado.

Por supuesto, he hablado sin saber, y como el hombre es de los que caen en la misma piedra (o animal de costumbres, según se prefiera), pues más de una y de dos. La diferencia radica en que he sido consciente de mi atrevimiento, y si no he querido reconocerlo en el momento (la dichosa honra mal entendida), he aprendido, aunque solo sea un ápice, para la próxima.

Hay otros que no. Los que Aristóteles habría designado como temerarios, pero a los que yo, humilde hombre en camino, para nada tan selecto como el estagirita, me refiero como quienes si no callan revientan.

por Fernando Bonete Vizcaíno

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s