¡Bendita crisis!

La crisis, económica, sobre todo, pero también moral, religiosa, etc., por la que estamos pasando es siempre vista como algo negativo. Se dice que es lo peor que le podía pasar a España, una desgracia para las personas afectadas y, efectivamente, puede que resulte algo molesta e inoportuna cuando estábamos en lo más alto pero, yo no estoy de acuerdo con esta visión negativa de la crisis, de hecho creo que esta crisis es buena.

Permítanme escandalizarles quizás un poco más si me atrevo a afirmar que es lo que necesitaba España y el resto de Europa; en estos momentos se preguntarán qué clase de estupefaciente acabo de consumir para decir semejante afirmación, pues bien, nada más lejos de la realidad, tengo plena conciencia de lo que estoy diciendo. Se lo voy a intentar explicar.

Vivimos en una sociedad en la que el hedonismo, el egoísmo, el egocentrismo y el dinero son los pilares en los que se sostiene, o más bien se tambalea. Y así nos encontramos con la corrupción, la falta de compromiso e incluso el miedo a este, el aborto, la eutanasia, etc.

Cuando hablamos con personas mayores siempre dicen que la juventud se está perdiendo, que cuando ellos eran jóvenes todo iba mejor… llevan diciéndolo desde que el hombre es hombre, pero creo que en esta ocasión están en lo cierto.

Les contaré un pequeña anécdota, simple pero significativa, para ilustrar lo que acabo de decir. Hace un par de días escuché como un grupo niñas de doce y trece años (6º de primaria y 1º de ESO) hablaban de lo que habían hecho el fin de semana, una de ellas que llevaba la voz cantante, decía que el sábado se había juntado con amigos para jugar a botella (es un juego en el que hay que sentarse en corro chicos y chicas, se gira un botella y hay que liarse con el/la que la botella señale. Si no se da prenda), pues la criatura comentaba que  ya estaba aburrida de jugar siempre a lo mismo, y que quería probar otras cosas. Llegado este punto preferí no escuchar más.

Creo que en la anécdota se puede apreciar lo que nuestros abuelos comentan de vez en cuando y no solo los abuelos; yo que no tengo más que dos décadas, también me escandalizo al recordar  que con esa edad lo que hacía los fines de semana era como mucho ir al cine o al Burguer.

Esta niña, llamémosla Carmen, es una víctima de nuestra sociedad, una pobre niña que está bebiendo de los medios de comunicación toda esa cultura centrada en el placer, uno mismo y sus intereses. Pero Carmen y sobre todo sus padres, que seguro son otras víctimas más de esta cultura de masas, no contaban con el factor sorpresa: LA CRISIS.

La crisis económica ha hecho que caigamos de sopetón de esa nube en la que nos encontrábamos la gran mayoría de los españoles.

La mayor parte de las familias han tenido que bajar su nivel de “bienestar”, es decir, ya no tienen tres coches, un televisor en cada habitación de la casa, etc. Pero hay una cosa de la que no son conscientes muchas de las personas afectadas por esta crisis, y que si se pararan a pensar, la mirarían con otros ojos. Esto es que ahora tienen más posibilidades para ser felices.

De todos es sabido que cuanto más se tiene más se quiere; por eso existe tanta corrupción, por ejemplo, pero no nos detendremos ahora explicando este tema.

Cuando nos apegamos a las cosas materiales, no somos capaces de Amar del todo a los que nos rodean, solo nos preocupamos de llevar una vida cómoda, sin sobresaltos. ¿Qué es lo que ha cambiado ahora? Muy sencillo, tenemos en cada esquina de cualquier ciudad la posibilidad de ayudar a los demás, son miles las personas que se han quedado en la calle, también tenemos la posibilidad de ser más generosos, caritativos, pensar más en los demás que en nosotros mismos…

En el metro podrán observar a padres de familia pidiendo, superando su orgullo para poder dar de comer a sus hijos, asimismo podrán ver a estudiantes que además de estar estudiando trabajan para poder sacar sus estudios universitarios y llevar dinero a su casa. Se ven testimonios impresionantes de gente maravillosa, testimonios que antes eran mucho más difíciles de ver.

Creo que en las situaciones límite, cuando hay necesidad es cuando el hombre saca lo mejor de sí mismo, también lo peor, es verdad, pero me gusta ser positiva y creo que es más palpable lo positivo.

Si pasamos por esta vida como observando un espectáculo reproducido para nosotros es muy probable que no nos fijemos en el sentido real de las cosas, y por lo tanto los pequeños o grandes problemas se nos hagan montañas infranqueables.

También es cierto que en los momentos de necesidad nos hacemos más humildes ante Dios y ante los hombres, nos damos cuenta de que muchas veces sin Él no podríamos seguir adelante, y gracias a Él esas montañas infranqueables se convierten en cuestas empinadas pero conquistables.

Otro de los beneficios que le encuentro a la escasez de bienes materiales que supone la crisis, es la riqueza que se puede obtener de otros bienes; es curioso, pero la gente que menos tiene es normalmente la más generosa y también la más feliz.

Es por esto y por muchas cosas que se me habrán quedado en el tintero por lo que pienso que la crisis, en sí misma no es buena, pero nos puede hacer mucho bien.

 

 

Marta Martínez Diez del Corral.

Estudia Magisterio en la Univerdisdad CEU San Pablo.

Me dijo que le daba vergüenza publicar esto, pero curiosamente ha vencido ese hándicap y ha potenciado su valentía. Ha cumplido su palabra. Esto la acerca mucho más a la verdad, por ello la insisto en que nunca deje de buscarla, porque la búsqueda es constante. Que esa valentía siempre venza a la vergüenza.

Hoy estoy orgulloso. Sólo puedo decir GRACIAS.

 

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

»

  1. Abu Saif dice:

    Me ha gustado.

    Muchas gracias.

    Abu

  2. Loli Martínez dice:

    Enhorabuena Marta y gracias por ser como eres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s