Bruce Springsteen lanza su 17º disco, Wrecking Ball, y ya prepara gira mundial.

Jorge Velasco.

Supongo que nadie sabe ya que los discos en este país salen a la venta en lunes, ahora con internet a mano realmente poco importa. Esto sólo se lo vamos a permitir a los fans -y ya ni siquiera eso- y a los periodistas que deben hacer una crítica/comentario del nuevo lanzamiento musical. Fíjense, este lunes (5 de marzo) ha sido distinto al resto, no por nada memorable, pero sí  habría que destacar la aparición del nuevo trabajo del Boss, de Bruce Springsteen.

Mucha gente pensará que es más de lo mismo, y en cierta medida no fallan en su juicio, pero su decimoséptimo disco por lo menos tiene la novedad de que es mucho mejor que los dos trabajos anteriores, tarea sencilla, sobre todo si lo último fue un encargo del presidente de los Estados Unidos Barack Obama (Working on a dream). Es más, Bruce debe seguir trabajando por ese sueño que con Obama aún no ha llegado a América. Según palabras del propio artista “Al principio pensé que el cambio era necesario, pero luego ví que se ha comportado como todos los anteriores y que no ha mejorado nada”. Wrecking Ball, como así se titula lo nuevo del jefe, critíca duramente la política de su país, ninguna canción se salva de la mordaz pluma del cantante, en ninguna de ellas busca un tema distinto sino que para más inri no deje a títere con cabeza. Los temas más comprometidos curiosamente no son nuevos, los escribió hace tiempo, alguno de ellos alcanza la década, como la majestuosa pieza que es Land of Hope and Dreams, la cual estrenó durante la gira de reunión con su banda, la E Street Band, en el año 2000 en el Madison Square Garden de Nueva York. Curiosamente un año antes de los fatídicos atentados del 11-S que dejaron a medio mundo estupefacto, sorprendido al ver cómo el país con más medios recibía un golpe en el centro de su corazón. Pues bien, esta canción que habla sobre sueños, esperanzas, oportunidades, valores, igualdad… se elevó hasta la cota de tema de culto, se convirtió en un clásico y nunca moriría sino que tras el atentado cogió mucha más fuerza. Resulta llamativo que hasta ahora no la haya incluído en ninguno de sus discos de estudio anteriores. Quizás no vio el momento. Probablemente no había motivos suficientes y de peso como para incluirla, o no encajaba con el conjunto de historias que entremezclaba en Devils and Dust, Radio Nowhere o el ya mencionado y propagandístico Working on a dream. También fue eso, el hecho de no incluirla en un álbum de estudio lo que la convirtió en una pieza de culto. Eleveda por todos sus fans hasta esos altares por ese punto de místico que conlleva la existencia de una canción que no está incluída en un disco y que sólo se toca en los conciertos muy de vez en cuando. Ahora, tristemente, ya no será así, el propio Boss la ha bajado de ese cielo al que había sido erigida su maestra obra para acercarla aún más a sus fieles.

Pero no sólo de Land of hope and dreams vive Wrecking Ball, también se incluye el tema que da nombre al disco, el folk rapeado en algunas estrofas Shackled and Drawn y el single de presentación We take care of our own. Sin duda son las canciones más rítmicas, pero en esta obra no importa sólo el aspecto comercial que pueda tomar, sino el contenido, las letras, el mensaje, en otras palabras, la esencia de Bruce. Un poeta de barrio, de barrio rico pero de origen humilde, el cual lo muestra canción tras canción, estrofa a estrofa, verso a verso. De esta guisa podemos encontrar Death to my Hometown, Jack of all Trades o Easy Money. El álbum se completa con un par de temas en calidad de ‘bonus tracks’ que son American Land (ya incluída en su primer disco folk We shall overcome) y Swallowed Up(In the Belly of the Whale). Canciones que tampoco son nuevas y que también vivían en discos de grandes éxitos pero no dentro de uno de estudio hecho como Dios manda.

Entonces ¿lo nuevo de Bruce es verdaderamente nuevo? La verdad es que salvo un par de canciones -si se me permite la expresión- podriamos decir que no. Pero bueno, tiene la novedad de que ha intentado retomar un género que parecía ya olvidado y que fue el que le deparó el camino del éxito, el Rock ‘n’Roll con tintes de folk o country. Se puede considerar novedad también por ser el último trabajo de Springsteen, el cual, a sus más de sesenta años, que haga música de calidad y no viva sólo de los relanzamientos de grandes éxitos tiene miga y es para aplaudirle. No se le puede considerar novedoso en el aspecto artístico, simplemente ha retomado su estilo, el cual lo habíá abandonado en los trabajos anteriores para porbar una penosa incursión en el sector del pop, campo dónde ha vendido mucho no por hacer pop sino por ser quien es.

Pero para valorar esta obra no hay que quedarse sólo con lo dicho, también hay que ver si estos temas son apropiados para este disco, la intención que tiene el artista y si se sacan en el momento adecuado. Datos que coinciden y que por tanto dotan de gran valor a este álbum que probablemente, si lo hubiese publicado a mediados de los 90, cuando estaba medio olvidado hubiese pasado sin pena ni gloria porque los mensajes de sus canciones no hubieran prendido de la misma manera en el pueblo americano y en el resto de seguidores que tiene repartidos por nuestro basto planeta.

En mayo saldrá a recorrer kilómetros con su banda de siempre por medio mundo colgando, como siempre acostumbra allá por donde va, el cartel de no hay billetes. Pero no será una gira como las anteriores, la banda nunca volverá a ser la misma sin Dani Federici (teclista) y Clarence ‘Big Mac’ Cleemons (saxofonista). Luego este disco y su correspondiente gira supondrá una nueva aventura para un hombre que piensa que Estados Unidos es la tierra prometida y que nació para correr, para escapar de las sociedades inmundas, intoxicadas.

Título: Wrecking Ball                                              

Artista: Bruce Springsteen & The E Street Band

Discográfica: Columbia

Género: Rock / Folk

Año: 2012

Precio: 16,99 €

Valoración: 8


Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s