Cuesta creer que un político, en lugar de política, haga humor: “¿Dónde está el famoso punto G? En la ‘g’ de ‘ganga’. Las rebajas son lo que hace gozar a las mujeres” Así de bien se lo pasaba Silvio Berlusconi, el ex primer ministro de Italia durante uno de sus múltiples actos públicos. Con estos chiste de taberna, el mandatario italiano amenizaba congresos, hacía gala de su antiguo cargo, animador de cruceros. Un cargo que, por lo visto, nunca dejó.

Este y otros chistes más han sido publicados en un libro titulado El show de Belusconi que publica la editorial Errata Naturae y que firma el crítico literario Simone Barillari, el cual, ha sido el encargado de realizar una interesante labor de documentación y  mejor en cuanto a contextualización de las peripecias del gobernante, pues no resulta sencillo ser más ameno que el propio ex presidente italiano, hecho que consigue. El libro mantiene al lector con una sonrisilla constante, bien porque le divierte o porque no da crédito de lo que lee, pues se incluyen historias que reportan varias veces a la pregunta ¿Este tipo ha estado tantos años en el gobierno?. Veinte años de berlusconismo son demasiados. Dos décadas nada menos que han dado para hacer una historia crítica de la quiebra política, económica y moral de Italia amén del subtítulo de la obra.

¿Cómo llega un tipo a conquistar los más grandes escenarios y a las más selectas audiencias? Barillari dice que “fue con Berlusconi con quien por primera vez el humor -que siempre ha sido el arma más antigua y contundente contra el poder- fue empuñado por el propio poder” por ello, Silvio nunca negó de su vis cómica. Era un excelente improvisador de chistes. Lo hacía a menudo y en cualquier lugar: platós de televisión, antes de sus mítines, en encuentros diplomáticos, en recepciones oficiales… rayando la grosería. Hasta les pedía a sus escoltas que le ampliasen el repertorio para así poder encandilar también a las meretrices con las que pasaba largos ratos  y a las que cantaba clásicos franceses.

Tal fue la seriedad con la que el ‘Il Cavaliere’ se tomaba la comedia, que incluso tomó a Umberto Martinotti, directivo de Publitalia, como su “probador oficial de chistes”. Si a Umberto le hacían gracia, adelante con la broma. Barillari dice que “nunca se dirigió a la cabeza o al corazón de la gente” lo hizo como no, a la barriga, como los buenos cocineros, pero no con humor inteligente, sino con el gag más burdo y chabacano. Su buen manejo del populismo le permitió calar en la masa italiana de forma directa. Si iba a Génova hacía chistes de genoveses, si estaba ante la policía, hacía chistes de carabinieris, muchos de ellos ofensivos, pero nunca pidió perdón, ni tampoco permiso. Además, Berlusconi mantenía un toma y daca con el líder de la Democracia Cristiana, mientras que éste hacía chistes sobre cardenales, el ex primer ministro apostaba por el humor que promovían sus canales de televisión.

Berlusconi “veía en Ronald Reagan un ejemplo a seguir” dice Barillari, por ello, “llegó a fracturar a Italia como sólo lo había hecho Mussolini”, completó el autor de la obra. Pero parece, según sus más allegados, que el cómico con mayor rango de Italia, está perdiendo facultades. “Ahora tarda 20 minutos en contar un chiste de dos”, añade Barillari. Ahora, ya alejado del poder, recuerda sus años en la picota cuando contaba chascarrillos en tono verde, mientras que la opinión pública y los medios hacen con él lo que se conoce como el humor negro.

Simone Barillari: El show de Berlusconi.

Ed: Errata Naturae.

Madrid, 2012.

252 páginas.

Tapa blanda.

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s