Las graduaciones, ¡esos actos que a uno le encantan porque significan que ha terminado su carrera universitaria! La verdad es que son bonitas, tienen su encanto, pero según se mire. Los pintores de Ortega de su artículo Unas gotas de fenomenología creo recordar, si no me falla la memoria, seguro que piensan cada uno diferente, uno que son preciosas, otro que no tanto, que tiene momentos mejores y peores, y el tercero seguro que pensaría que menudo sopor tener que aguantar dos horas de ceremonia más una hora más de piscolabis mientras se saludan los unos con los otros y se entabla alguna pequeña conversación distendida con algún profesor. Pero la verdad es que seguro que para ningún pintor, la graduación le deja indiferente.

La graduación da comienzo mucho antes de lo que uno piensa. Todo arranca con la ceremonia de la orla. Hay que hacerse orla. Que si una foto con la túnica de la carrera, otra con lo mismo pero con el logotipo de la Universidad, ahora otra foto pero con el logotipo de la carrera. Que no se olvide, una instantánea con birrete, el americano o el europeo. Así da comienzo una graduación.

Lo siguiente es sencillo, buscar un traje, salvo que se tenga, en defecto femenino, un vestido y unos hermosos zapatos, que os destrozarán los pies, pero que como son monísimos los llevaréis aunque el dolor de pies sea indescriptible. Pero la actividad de elegir el traje se complica, surgen las dudas, camisa clara, oscura, lisa o de rayas, ahora a buscar una corbata que no desentone mucho, que vaya a juego con algo de la indumentaria, bien la mía o de la acompañante, aunque esto último es una paletada, es preferible que la acompañante, si se lleva, disponga ese día sobre su cuerpo un vestido acorde a la tonalidad del susodicho.

Tercero, ¿dónde vamos a cenar? Amigos, difícil situación. Hay que hacer algo especial, una graduación no se hace todos los días, pero claro, tampoco se trata de pasarse, no es una boda.

En cuarto lugar hay que ponerse de acuerdo con el resto de graduados para elegir el local donde se celebrará la fiesta a la noche. El sitio acaba dando igual, el veneno que ofrecen los locales de copas es ya de sobra conocido, pero qué se le va a hacer. Lo que uno debe hacer es enterarse bien del lugar al que acudirá la mayoría y punto.

El quinto paso ya pertenece al día clave, los preliminares. Los momentos previos de cierto nerviosismo, porque en el fondo, para quien se gradúa, le hace ilusión, aunque para el que está en la grada como mero espectador, el ritmo se le pueda hacer lento. Que si habla primero el decano, luego el padrino de la promoción, y ambos están sobre el atril 10 minutos con sus respectivos discursos, monólogos si cabe, porque algunos tienen incluidos algún chascarrillo académico a modo de guiño fallido con los alumnos. Luego llegan las bandas y el diploma. Saludos, guiños, pulgares hacia arriba, aplausos, gritos, grandes ovaciones en algunos casos ensordecedoras y muchas miradas de complicidad con compañeros. Después el representante de los alumnos da su charla haciendo repaso de lo vivido, personalmente podría decirse, pero bueno, ahí está. Y por último, el rector cierra y el coro culmina con el Gaudeamus igitus un evento que todos los alumnos recordarán para siempre.

Sin embargo, pese a que es algo que recordaré para siempre no me emocioné. No sentí gran cosa. Quizás porque no soy del todo consciente de todo lo que me va a suceder de ahora en adelante. Pero cuando todo el mundo me daba la enhorabuena y yo daba las gracias con una sonrisa, por dentro estaba vacío, aquello no me reportaba nada. Y me pregunto como Mourinho en su día, ¿por qué? no tengo respuesta para esto. Ya lo adivinaré.

Por último, respecto a la fiesta. Es buena cuando hay ciertas fotos que no se pueden enseñar a cualquiera.

 

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Un comentario »

  1. Mónica dice:

    Yo te digo lo qué te falta… ¡Graduarte en Humanidades!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s