Título: Un lugar para soñar

Director: Cameron Crowe

Actores: Matt Damon y Scarlett Johansson

Año: 2011

País: USA

Duración: 124′

Género: Drama / Comedia

 

 

 

Cameron Crowe es de esos directores que da una de cal y otra de arena. Igual que hace una película interesante hace otra o dos horribles. En esta ocasión estamos ante una película poco llamativa de la filmografía del director. Lejos quedan ya Jerry Maguire (1996), Casi famosos (2000) y la interesante Elizabethtown (2005). Estas son las mejores que tiene. Pero tampoco hay que olvidarle fallos como Solteros (1992) o la irritante Vanilla Sky (2001) tras la que Tom Cruise y Penélope Cruz comenzaron su pequeño idilio amoroso.

En su última película nos acerca la vida de Benjamin Mee, un padre de familia, al que da vida Matt Damon, que recientemente ha perdido a su mujer y debe hacerse cargo de sus dos hijos. Su primer paso es cambiar de casa y prácticamente de vida, pues no compra una casa al uso, sino que compra un zoo. La película gira en torno a cómo se relanza el zoológico de cara al público. Es la historia de superación de los problemas de una familia tras la pérdida de la figura materna. El propio Benjamin tiene sus fallos como padre al no preocuparse demasiado por sus hijos, pues cree que sólo tienen problemas de críos. Y también como persona al encerrarse en banda. Sin embargo, hay en él un gran espíritu luchador con el que intenta verle a la vida la cara positiva cuando las cosas no le vienen bien dadas.

Los hijos muestran sus problemas como lo hacen los pequeños, a veces con preguntas, si se es muy joven o mediante dibujos y aislándose cuando uno es más mayor. También se cruzan en sus vidas los empleados del parque, los cuales también tienen sus propios problemas y que en cierta medida, también afectan a la familia Mee. Pero lo más importante es que a todos les cambia la forma de vida el hecho de haberse conocido. Surgen nuevos amores, nuevas amistades y un fin, luchar por sacar adelante el zoo.

Crowe trata de sacar adelante un proyecto similar en tono a Elizabethtown, pero donde el humor le falla y se vuelve demasiado blanco, la situación no lo merece. Falta mordacidad, sobre todo en el personaje del hermano de Benjamin. Esto muestra carencias en el guión que firma el propio Cameron. La ambientación es correcta pero chirría un poco, porque más que un zoo, parece una granja escuela el lugar, una granja que tiene la novedad de contar con triares, leones y monos. Ya con la música no me meto, trata de hacer más emotiva la historia, la cual, juega con eso en demasía y por esto mismo le resta puntos.

Aún así, Un lugar para soñar, es una película recomendable para la familia, pues es una película que se deja ver muy bien y que a los más pequeños les gustará. Lástima que no pueda decir lo mismo para los más mayores, pues se aburrirán hasta la saciedad.

Lo mejor: La discusión última entre Benjamin y su hijo.

Lo peor: La película no me termina de convencer.

Nota: 4

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s