Título: Moneyball. Rompiendo las reglas

Director: Bennett Miller

Actores: Brad Pitt, Jonah Hill y Philip Seymour Hoffman

Año: 2011

País: USA

Duración: 133′

Género: Drama deportivo / Baseball

 

 

No me gusta el Baseball, pero algo tienen las películas de deportes americanas que hacen que durante el tiempo que duran te encante ese deporte. Moneyball es la segunda película de Bennett Miller tras Capote, gracias a la cual Seymour Hoffman se alzó con la estatuilla a mejor actor en 2006. Al igual que en su primer filme, ha recibido varias candidaturas a los Oscar, sin embargo, nada brilla demasiado en esta cinta, que lo único que hace es ser buena y emotiva. Con eso no se ganan premios, sólo adeptos.

Miller, basándose en la obra de Michael Lewis sobre el manager Billy Bane (Pitt) nos cuenta la historia de cómo este hombre consiguió hacer de los Athletics Saints un equipo competitivo haciendo uso del ‘Moneyball‘, una estrategia que consiste en tratar de competir con equipos de grandes presupuestos aquellos que los tienen bajos gracias a los intercambios de jugadores en función de sus estadísticas. Para ello Bane cuenta con la ayuda de un estadista (Hill) quien le proporcionará la base del éxito que el propio Bane sabe que es cierta pero que no acepta tras no conseguir la victoria final.

La historia es real, Bane es ahora el mejor manager pagado de la historia de este deporte y su modelo ha sido copiado debido al éxito y revolución que supuso, pues ha permitido gastar menos dinero y hacer equipos mucho más competitivos. Esto es Moneyball, no tiene más. Quizás sea interesante porque uno puede ver como funciona un equipo desde dentro, cual es la verdadera labor de un manager, la frialdad con la que tiene que actuar en algunos casos, los problemas que se viven en un club cuando los resultados no son los deseados. El papel del entrenador, un tipo que ni pincha ni corta. También en la película se pone a debate la eterna disputa, las estadísticas frente a los hombres.

Es cierto que al margen de la historia, que no es nada del otro mundo, Pitt está bastante bien en el papel de Bane y Hill sorprende cambiando del registro de comediante al que nos tiene acostumbrados. Hoffman da vida al entrenador del equipo, un hombre que nada puede hacer ante Bane, el tipo que le organiza y diseña el equipo. Por lo demás, la película para no fallar demasiado hace uso de imágenes emotivas para captar al espectador con este recurso que acaba por resultar un tópico en todas las películas de este estilo, de superación de adversidades y de creencia en un proyecto.

Moneyball es buena pero no es para tanto. Se deja ver bastante bien, y eso que dura 133 minutos. Resulta curioso ver como a los americanos les encanta este tipo de filmes, pues siempre les dan bastante reconocimiento en los Oscars, pero eso mismo también se podría decir de nuestras películas sobre la Guerra Civil en los Goya.

Lo mejor: El cambio de registro de Jonah Hill

Lo peor: El topicazo de captar emotivamente al espectador en películas deportivas

Nota: 7 (aún con sus fallos es una buena película)

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

»

  1. Fernando dice:

    Creo que la película trasciende a la mera superación de adversidades, y precisamente en ese mensaje de que la felicidad no se halla en la perfección de lo que hacemos, sino en intentarlo (que es, en último término, cumplir con nuestra naturaleza humana y vocación), se encuentra la clave de la película, lo que hace que escape al tópico totalmente.

    Solo dándole este matiz, que la hace única en su género (a lo que ayuda el hecho de que es un filme sobre béisbol sin partidos de béisbol) se cierra el círculo al final de la cinta con aquel “Just enjoy the show”.

    Para mí un 9, y como no me quiero extender repitiendo lo que escribí en su día para Hombre en camino dejo aquí la crítica que hice: http://www.hombreencamino.com/2012/02/06/moneyball/

  2. jorgevf88 dice:

    Si el personaje de Brad Pitt fuese feliz, no se marcharía en busca del éxito porque ya lo ha logrado. La conversación al final que tiene con el estadista lo deja bastante claro, le dice que porqué no está contento, si han hecho lo imposible y la respuesta es porque han perdido. Ahí no hay felicidad por ninguna parte. Pitt no es feliz, y se va por mucho dinero para serlo sabiendo que lo podrá ser en un club grande usando su sistema de juego. El personaje tiene la fórmula para ser feliz, pero las ansias por ganar títulos le pueden, quiere ser perfecto y no acepta no serlo, le cuesta.
    Única en su género lo es sin duda, pero sólo si la metemos en genero: Béisbol. Si la sacas a drama deportivo hay otras muchas que se la comen (Un domingo cualquiera, Evasión o victoria, Toro Salvaje, The Damned United…) pero en Béisbol está muy bien también The Rookie o El orgullo de los Yankees creo recordar con Gary Cooper. Y lo emotivo curiosamente no está en ver un partido de béisbol, sino en regodeares con oleadas de resultados e imágenes de archivo. Al director no le hacía falta mostrar un partido, sino una jugada aislada de un determinado jugador, oh curiosamente el más cuestionado del equipo, bravo, no me lo esperaba, me ha sorprendido!!… qué va!!.
    Pero bueno, esto es lo bonito del cine, que para uno es un 9, para otro un 7, y todos con opiniones válidas, porque también creo que nos hemos fijado en aspectos distintos de la película.

  3. Fernando dice:

    Claro que no es feliz (tampoco he afirmado tal cosa), precisamente es la frustración de no lograr el éxito (lo que él cree que es el éxito, ganar) lo que no le deja. Toda la película es un proceso de transformación interior con el que llega a comprender (solo al final) que el verdadero éxito está en sacrificarse por lo que uno cree. Por eso es imprescindible encuadrar el final en el coche y con la hija, canción y comentario de la misma incluidos, para entender el final de esta evidencia.

    Lo que afirmas sobre el género es natural. Fuera del béisbol habrá muchas “que se la comen”, pero hablamos de béisbol.

    Y que yo recuerde al final no se cambia de equipo, rechaza la oferta de los Red Sox…

    En cualquier caso, e independientemente de la profundidad a la que se quiera llegar con la interpretación de su significado, “Money Ball” me pareció una película muy bien trazada, más que entretenida, y se me pasó el tiempo volando… en una carrera.

  4. jorgevf88 dice:

    Es cierto que no ficha, me equivoqué, pero lo que trataba de decir es que esa entrevista con los Red Sox permitieron que para mantenerle el club le hiciese el manager mejor pagado.

    Y estamos de acuerdo en que no es feliz, que se equivoca con lo que el cree que es la felicidad, ¿que luego lo comprende en el coche? mmm sí porque llora admitiendo las palabras de su hija, pero si eso no es caer en la emotividad para un tipo que lo importante sigue siendo ganar… Es que me cuesta creer que le cambie la vida esa canción de su hija, el quiere ganar, ganar y ganar. Porque en los deportes quien pierde no es recordado, sólo los campeones.

    El cine recuerda a los perdedores con estas historias, por eso las películas de este estilo me gustan sin más. Emotividad al poder. Siempre en los Oscar hay una peli de este estilo (Moneyball, The blind side, The fighter…) A mí me gustan, pero nada más, me encantaría darles un 9, pero es que siempre se juega con lo emotivo, mira a este tipo que grande fue o, sobre todo, pudo llegar a ser.

    Pero como te dije antes Fer, todo lo que me cuentas es lo que me gusta del cine, porque hace que cada espectador saque ideas distintas, a veces se comparten y otras veces no. ¡Qué grande es el cine!, como diría Garci.

  5. Fernando dice:

    ¡Qué grande es el arte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s