Título: 50/50

Director: Jonathan Levine

Actores: Joseph Gordon-Levitt, Seth Rogen, Anna Kendrick, Bryce Dallas Howard y Angelica Houston.

Año: 2011

País: USA

Duración: 100′

Género: Comedia dramática / Enfermedad

 

 

Cine independiente de quilates. El último trabajo de un prometedor Jonathan Levine alcanza cuotas de cine con mayúsculas con una historia bastante sencilla pero llena de humor, de drama y de verdad. Ha sido muy gratificante ver esta película, pues no es la típica película sobre un enfermo de cáncer. Y me ha resultado llamativo que no estuviese en los Oscar y sólo fuese reconocida en los Globos de oro y en los Spirit, probablemente, los premios, que mejores películas han nominado para repartir sus premios.

La película trata la historia de Adam (Gordon-Levitt), un joven de 27 años al que le diagnostican cáncer en la columna vertebral y le dan un 50% de posibilidades de sobrevivir. Junto con su mejor amigo (Rogen), su madre (Houston) y una joven psicóloga (Kendrick), Adam irá aceptando su enfermedad y comprendiendo qué es lo que verdaderamente quiere para su vida.

Pese al duro trasfondo que supone una enfermedad, la historia está contada con mucho humor, el cual, viene de la mano de un sensacional Seth Rogen, un tipo al que la comedia se le da genial. Levitt pone el punto de cordura y romanticismo. Houston la agobiante ayuda de una madre que sólo desea que su hijo se ponga bien. Y Kendrick da ese toque de juventud a su profesión, esa pizca de novata que la hace perder los papeles con mucho tacto con su paciente. Y Dallas Howard hace el papel de la novia que le abandona cuando sabe de la enfermedad de su novio y al que no ayuda porque se le viene sino su mundo de cosas materiales encima.

Además, como ya avanzaba no es una historia al uso sobre enfermedades. Ni un romance habitual. Todo sigue unos pasos. ¿Acaso se ha visto alguna vez una historia en la que se supere una enfermedad? También creo que es, últimamente, de las primeras películas en las que las relaciones van poco a poco, muy poco a poco, despacio. Esto se agradece mucho, pues rompe con todos los esquemas y tópicos creados entorno a este tipo de filmes.

Se está caracterizando por ser un director inusual, rompedor, que se sale de los márgenes para ofrecer historias mucho más realistas que las habituales y con un toque de humor que las eleva a unas notas bastante elevadas. 50/50 es una película muy recomendable esta vez sí, y no como en Restless, pues la enfermedad se trata con naturalidad, hay humor y el romance es tan blanco y realista que da gusto. La hora y cuarenta minutos de esta cinta se pasan volando a la vez que deja un regusto placentero en el espectador, muestra de que el trabajo llevado a cabo por todo el equipo de la película ha sido notable.

Lo mejor: La forma de hacer comedia, tan fácil, de Seth Rogen.

Lo peor: El momento de rabia con la exnovia.

Nota: 8,5

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s