Título: Restless

Director: Gus Van Sant

Actores: Mia Wasikowska y Henri Hooper.

Año: 2011

País: USA

Duración: 91′

Género: Drama romántico.

 

 

Tras interesantísimas películas como El indomable Will Hunting (1997) o Mi Idaho privado (1991), incluso Descubriendo a Forrester  (2000), Gerry (2002), Elephant (2003) y Mi nombre es Harvey Milk (2008), Gus Van Sant se había ido forjando un nombre en el mundo del séptimo arte de manera muy bien cuidada. Sin embargo, algo le falta a la última película del director norteamericano. Restless es tan… cursi, que los propios problemas de los protagonistas quedan eclipsados por una ñoña historia de amor y que,sin duda podría haber resultado mucho más jugoso haber demostrado ese amor de una forma un tanto más gamberro o más duro.

La historia de Restless es la de dos jóvenes (Wasikowska y Hooper). Ella es una joven con una enfermedad terminal y él es un solitario muchacho al que le gusta asistir a funerales. Los chicos se enamoran, mejor dicho, ella se enamora de él, y dan comienzo a una historia de cursilería y destilería de memeces que, pese a que permiten que el espectador se de cuenta de los problemas de cada uno, la enfermedad terminal y la aceptación de la muerte de sus padres por parte del chaval, no termina de redondear una buena historia que pinta mucho mejor de lo que luego se llega a desarrollar.

A la película se le ve muy pronto las intenciones y eso la hace ir perdiendo puntuación hasta quedar atrapada entre el suspenso y el aprobado raso. Van Sant podría haber hecho mucho más con esta historia. Quizás haya fallado el guión de Jason Lew, o la música de Danny Elfman, habitual de las bandas sonoras de Tim Burton. Personalmente no creo que sea culpa de Elfman, su música es, probablemente lo mejor de la película. Tampoco creo que haya sido culpa de los actores. Los jóvenes están bastante bien, y demuestran que son actores con mucho futuro. Pero falla la puesta en escena y el guión.

Hay varias formas de dar a conocer esta historia y la que se nos ha presentado ha sido la más fallida. Un romance mucho más traumático por los problemas de cada personaje hubiese sido, sin duda, mucho más interesante. Por otra parte, también hay que resaltar la buena labor de Van Sant queriendo no resultar demasiado emotivo explotando la enfermedad de la chica desde el principio. Lo ha tenido que hacer en el tramo final porque, yo creo que, se le empezaba a ir de las manos la historia de amor y había que cortar esa cursilería por algún lado. Y se ha optado por la vía romántica. Muy típico, no sorprende. Y por ello, deja un sabor agridulce.

Restless por tanto, no es que sea una gran película, se deja ver, pero es un poco pesada, y eso que apenas dura hora y media. Si gustan las historias ñoñas de amor en las que hay una enfermedad de por medio véanla, pero ya les aviso, no es para tanto, hay películas románticas mucho mejores, en ejemplo, Like Crazy.

Lo mejor: Wasikowska

Lo peor: demasiada cursilería

Nota: 5 (por ser Van Sant y porque tiene la intención de ser mejor película de lo que llega a ser)

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s