Título: Sympathy for Delicious

Director: Mark Ruffalo

Actores: Mark Ruffalo, Christopher Thorton, Orlando Bloom, Juliette Lewis y Laura Linney

Año: 2010

País: USA

Duración: 96′

Género: Drama / Cine independiente

 

 

Cada vez me gusta más ver cómo los actores se ponen detrás de la cámara y comienzan una nueva etapa, la dirección de películas. Hace poco vi Redención, de Paddy Considine, ahora ha tocado Sympathy for Delicious, de Mark Ruffalo, el cual, parece que no le ha debido gustar mucho y ha decidido seguir actuando.

La película nos cuenta la historia de un DJ en silla de ruedas (Thorton) que malvive por las calles de Los Ángeles, como si de un vagabundo se tratase. Refugiándose en su destartalado coche y recibiendo las ayudas de un sacerdote (Ruffalo). Pero un buen día, Delicious, que es así como se hace llamar el protagonista, descubre que tiene poderes de sanación, con un sólo problema, que no se puede sanar su parálisis. Este don le supone un problema al principio. Sobre todo por la aceptación de tal bendición, que es así como se lo hace ver el sacerdote, y por el peso que le supone al despistado DJ.

Lo que comienza como un juego, sanando a los enfermos en el suburbio de Los Ángeles, acaba por convertirse en un negocio. Delicious deja de vivir en la calle, saca dinero con las sanaciones y, entra en una banda de rock deseosa de fama. En ella se junta el hambre con las ganas del éxito. Un éxito que se lo dará el paralítico DJ al incluir en el espectáculo sanaciones en vivo. Pero lo que todo apuntaba a un rotundo éxito pronto se tuerce con la muerte del único miembro femenino de la banda (Lewis). Acusarán a DJ de haberla matado tratando de salvarla.

El filme comienza teniendo una buena pinta tremenda. La historia engancha, sin embargo, desde que sale a la palestra la gira del grupo de rock, provoca que a Mark se le vaya la trama hacia unos derroteros que le quitan todo lo bueno ganado con los primeros minutos. Menos mal, que al final intenta arreglar la trama queriendo hacer del protagonista un tipo más amable, más humano, que acepta su papel, que se acepta como es, aunque no consigue levantar la historia. Pero sí consigue que el final sea un poco más amable.

Interesante ópera prima de Mark Ruffalo del que esperaba una película más completa. Es cierto que la primera película siempre es una incógnita, me gustaría que volviese a probar tras la cámara, pues la historia presentada es muy llamativa, sin embargo, se termina quedando sólo en eso, en llamativa.

Lo mejor: La desesperación del protagonista al saber que no puede sanarse.

Lo peor: El desvarío que comienza con el protagonismo excesivo de la banda de rock.

Nota: 5,5

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s