Al día siguiente

A la mañana siguiente al domingo, todo parecía volver a la normalidad. Fui a cubrir un pase de prensa de la película Shanghai, luego me reuní con Javi, y finalmente con Marta para acudir a su casa para comer las sobras de lo que compramos para el viaje. Aunque me soprendió que no hubiese tortilla en el menú y sí otro delicioso festín. Gazpacho, salmorejo, pechuga de pollo, melón… Y luego un baño en la piscina. ¿Se puede pedir más? No por mi parte, aquello era demasiado. Aunque algunos repitieron plato.

El rato de piscina dio para mucho, sobre todo para que los chicos hablásemos en un momento en el que las anfitrionas desaparecieron. Todo para que, al final, terminásemos dando gracias por los amigos y por todo.

El viaje a Gredos no se hubiera hecho si la amistad no estuviese firmemente sostenida. Es cierto que faltó gente, pero cada año el viaje sigue siendo igual de gratificante, inclusive mejor que el anterior.  Pero esto sólo es posible si el viaje se realiza en la mejor compañía. Y este año, como el anterior, se hizo con la compañía perfecta.

Gracias a todos.

“Y el llanto se tornó en sonrisa en cuanto vi que estaba con quien más deseaba estar,

se alejaron los problemas, llegaron las alegrías,

estaba junto a mis amigos, estaba junto a quien quería”.

JVF

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Un comentario »

  1. Javi dice:

    ¡Gracias a ti, Jorge!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s