Título: Amor bajo el espino blanco

Director: Zhang Yimou

Actores: Zhou Dongyu, Dou Shawn, Xi Meijuan

Año: 2010

País: China

Duración: 114′

Género: Drama

 

 

Germán Esteban.

Desde China llega esta pequeña producción de un director conocido internacionalmente por ser el artífice de grandes epopeyas orientales como Tigre y Dragón, Héroe, o La Casa de las Dagas Voladoras. Sin embargo, en esta ocasión se trata de una producción lírica china, con un equipo técnico y artístico nada conocido fuera del país, hecho que dota al largometraje de una serie de características formales y narrativas que alejan a la cinta del estilo al que está acostumbrado el espectador común occidental.

En los 114 minutos de película, Yimou traslada la historia de amor entre Sun y Jing; una estudiante que desea ser profesora y un campesino que trabaja en una “unidad geológica”. La historia, ambientada en la revolución cultural maoísta de los Años 70, conjuga un fuerte romanticismo con una crítica sutil pero bestial al régimen comunista chino, que se manifiesta contextualmente en el ambiente de la película, en la necesidad de Sun por conseguir su puesto de profesora y en la opresión que denotan varios de los personajes por tener familiares muertos o encarcelados por sus ideas políticas.

No obstante, dicha crítica ambienta la trama, pero no la fundamenta. El núcleo de la historia es la relación romántica entre los protagonistas, cargada en todo momento de una mezcla de candidez un tanto ingenua con una fuerte tensión sexual, condimentado por un erotismo latente que no llega nunca a explicitarse. La música original extradiegética ayuda al realizador a conducir perfectamente al público, de modo unívoco, a las emociones que quiere producir. Esto lo logra por el fuerte carácter empático de la misma, clave en las últimas partes de la película. A este efecto ayuda la magnífica interpretación de los protagonistas, fundamentada en sus gestos y miradas más que en sus palabras. Es una interpretación en la que los silencios cobran una importancia capital, que aporta mayor sutilidad a este emocionante largometraje.

Zhang Yimou ha optado por contar la historia recurriendo a una narrativa ciertamente primitiva, en la que se elipsan partes del argumento mediante la inserción de rótulos que explican la acción suprimida. Estos elementos, sumados a la eliminación de todo efecto de transición y su sustitución por fundidos a negro, consigue trasmitir al público la sensación de estar viendo una novela, dividida en sus distintos capítulos, lo que no deja de recordar al cine mudo europeo con su costumbre de dividir las películas en actos. Este proceso la aleja claramente de la preferencia por el montaje invisible predominante en Hollywood, y aporta un toque de distinción a la cinta.

Pese a contar con un tempo tremendamente lento para el público general, consigue un ritmo aceptable, que evita el aburrimiento y permite al espectador realizar un visionado contemplativo. Los conflictos y ‘atracciones’ del argumento están perfectamente hilados, aunque bien separados unos de otros. Si bien al principio puede crear cierto tedio en el espectador no acostumbrado, poco a poco va consiguiendo cautivar y emocionar a todo aquel que haya decidido ver Amor bajo el Espino Blanco.

 

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

»

  1. jorgevf88 dice:

    Señor Esteban, Tigre y Dragón es de Ang Lee !!!!

  2. “una mezcla de candidez un tanto ingenua con una fuerte tensión sexual, condimentado por un erotismo latente que no llega nunca a explicitarse”

    Pues yo percibo más bien ninguna tensión sexual… Si algo intenta recuperar la película, entre aquel tiempo execrable y vomitivo de la Revolución Cultural, es la dignidad para las relaciones humanas, la inocencia y la pureza que se hallan en la naturaleza humana. Intenta recuperar el verdadero espino, el blanco, el del final de la película, el que se impone frente al rojo del cuento que quieren montarse Mao y sus secuaces vulnerando la realidad.

    Esto me recuerda sobremanera a una producción japonesa, “Despedidas”, que aun siendo ambientada en otra época histórica y lugar, quiere dignificar la muerte y al difunto frente al rechazo de la sociedad en este punto.

    Algunas veces, y con verdadera sorpresa por mi parte (porque por lo general los derechos humanos no son precisamente bendecidos en China), parece que Occidente debiera aprender del gigante asiático…

  3. GEEHE dice:

    Pero la película va sobre el despertar sexual de la pareja, y el erotismo latente entre ellos

  4. En ese caso, nuestro planteamiento inicial sobre la temática de fondo que subyace en la película es diametralmente opuesto. No consigo, por más que lo intento, ver ningún despertar sexual y erotismo, sino una relación sincera y pura, de respeto mutuo, siempre en confrontación (por comparación sutil del director) con lo que está ocurriendo a su alrededor.

  5. GEEHE dice:

    Pero porque tu marco cultural está influenciado por aspectos socioreligiosos que te muestran como opuestos la inocencia y la pureza, y el erotismo y la tensión sexual, cuando ambos se dan de manera simultánea en la película

  6. Me alegra comprobar que ya vas cambiando de opinión. Ahora abres la puerta a mi interpretación, cuando antes no la considerabas. Gracias.

    Pero de veras que me esfuerzo en comprender de donde sacas la presencia de tensión sexual en la película, y no la encuentro… Y te puedo asegurar, que a pesar de mi marco cultural “socioreligioso”, soy humano y sé apreciar cuando hay tensión sexual y cuando no…

  7. GEEHE dice:

    Sq no quiero ser explícito para no revelar nada. Pero la película es el despertar sexual de ambos, las pasión que los une, la inseguridad de ella mezclada con el deseo que da lugar a la tensión sexual. Un erotismo muy presente.

    • Sigues sin darme razones, sino percepciones, pero siguiendo tu línea de pensamiento, me surgen estas preguntas: ¿por qué la película está situada en el contexto de la Revolución? ¿Por qué se enlaza constantemente con la pureza del paisaje y la naturaleza asiática? ¿Por qué la alusiones explícitas al aborto? ¿Por qué elegir a un tísico que muere rodeado de comunistas en el hospital como uno de los protagonistas? ¿Por qué todos los personajes están marcados por el mandato de Mao?

      Tu interpretación no deja lugar para ligar la relación de amor de ambos personajes con la respuesta a estas preguntas, que son capitales para entender de verdad el filme. En cual caso, te dejo aquí las propias palabras del director en torno a su película:

      “Me entregaron un guión basado en la novela Hawthorn Tree Forever, de Ai Mi, en el verano de 2008, cuando el país se preparaba para los Juegos Olímpicos. Me dijeron que debía leerlo sin falta ya que trataba de unos jóvenes a los que mandaban al campo para su reeducación en los años setenta, una experiencia que yo mismo viví. El amor simple y puro descrito en la historia me conmovió”

      El amor SIMPLE Y PURO descrito en la historia me conmovió

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s