El pasado 14 de septiembre comenzó la segunda edición del festival Dcode en los campos de rugby de la Universidad Complutense. Tras varios meses en los que aún estaba por decidir la existencia de este evento, el proyecto salió con un cartel encabezado por Sigur Ros, Justice, The Kooks y The Killers. Cada vez son más frecuentes por todo el mundo la organización de festivales low cost que permiten a los afectados por la situación económica actual disfrutar de uno de los placeres más grandes de este mundo: la música en directo. Por fortuna, hay personas dentro de la industria musical que ponen por delante del metal la música en vivo. Pero no vamos a entrar en el círculo vicioso en el que, inevitablemente, ha entrado la industria. Hoy no.

Uno de los aciertos de aplazar el festival de junio a septiembre es que a las 5 de la tarde se puede salir a la calle. El problema es que siendo viernes no todo el mundo puede escabullirse del trabajo para poder ver a grupos como Le Traste, Niños Mutantes y Napoleón Solo, Dorian o Dinero, pero seguro que llegaron para el sábado en el que nos actuaron como grupos nacionales Triángulo de Amor Bizarro, Supersubmarina, Lüger, Los Nastys, Fira Fem, Cápsula y Syberia. Todo muy indie, ¿Verdad? Suena extraño que antes de la aparición de los grupos indies reinara el rock y que ahora se engloben en este grupo bandas tan diferentes. Hace años los jóvenes más rebeldes del instituto decían “mamá, quiero ser estrella de rock”, hoy en día eso queda un poco lejos. El indie es el nuevo rock y no es lo mismo por mucho que se sigan llevando camisetas de Los Ramones. El sabor ibérico se notó cuando varios de los grupos nacionales enviaron un saludo al Gobierno y a Angela Merkel “agradeciendo”, entre otras medidas tomadas recientemente, la reciente subida del IVA del 8 al 21% que golpea fuerte a la industria cultural. Sobretodo, transmitieron un cálido apoyo a las personas que acudieron al festival, no sólo a sus fans ya que esta situación engloba a todos los españoles, y mostraron su desagrado reclamando que la cultura es de todos y ponerle trabas no mejorará nada. Es cierto que desde hace unos años la industria cultural no atraviesa su mejor momento y que, con estas medidas, lo único que se conseguirá es que la gente consuma más ilegalmente y la cultura “en regla” se convierta en el placer de unos pocos; pero no se centraron tanto en el hecho de que se quedarían sin trabajo muchísima gente preparada que trabaja en el sector si no que lo principal es evitar que este saber se vuelva elitista y cierre las puertas a un público sin el cual no podría subsistir. Tenemos una buena industria cultural, no la destruyamos del todo.

El panorama internacional brillaba por Kings of Convenience, Sigur Ros, Justice, The Kooks y The Killers como platos fuertes y Kimbra, dEUS, The Right Ons y Capital Cities como entrantes. He de decir que los mejores del festival fueron sin duda Kings of Convenience porque, para empezar, aún sin tener ni idea de español consiguieron conectar totalmente con el público, el sonido se escuchaba perfectamente (mi más sincera enhorabuena al técnico de sonido) e hicieron que todo el mundo pasara un buen rato bailando temas que no tienen base “chunda chunda” ni reguetton, abriendo mundos nuevos a los bailarines discotequera. Se nota que les gusta España tanto su gente como sus guitarras.

Muchos se llevaron una gran desilusión con Sigur Ros. Y es que no es un grupo que se pueda disfrutar rodeada de gente con ganas de ver a Justice y beber hasta perder el control. Fue realmente una pena porque ni el lugar era el apropiado, puesto que un grupo de su calibre debería ser visto en un anfiteatro con un sonido óptimo, ni la gente estaba por la labor de disfrutar del impresionante espectáculo que había frente a sus narices. Supongo que habrá gustos para todos, pero que no le pidan a Sigur Ros tocar “La chica de ayer” como coreaba un grupo agarrado a un litro de calimocho. Mi recomendación, dadle una oportunidad si no os consiguió llegar y, la próxima vez que vengan por aquí id a verlos a un anfiteatro, no os decepcionará entonces.

En cuanto a The Killers y The Kooks, creo que se esforzaron más los últimos ya que Brandon Flowers y su banda ya tienen una experiencia en los escenarios que no tienen necesidad de hacer mucho para impresionar. Por supuesto que su actuación fue mucho más colorida con el confeti, los fuegos artificiales y los vídeos de fondo, pero es que ellos llevan años haciendo que sus fans canten a grito pelao sus himnos. The Kooks, por su parte, sudaron la camiseta y la de su invitado especial Mark Foster, el cantante de Foster the People, con el que interpretaron “Pumped Up Kids”. Mark acabó llevándose un bronca del agente de seguridad por subirse a una barandilla y entrar en contacto con sus fans. Esto confirma lo que expresé más arriba sobre la diferencia entre el indie y el rock, es que ya ni te puedes subir encima de nadie por miedo a que alguien se haga daño. Si es que nos tienen en palmitas.

Suguiendo la estela electrónica de medianoche no hace falta presentar a Justice, los “herederos” de Daft Punk. Un concierto completo de estos Djs debe ser una locura de luces y sonido. Es realmente un grupo que hay que ver antes de morir. Y eso que pincharon 3 ó 4 temas, la gente clamaba por más música electrónica de la buena. Llegaron a pedir a gritos su versión de “We are you friends” de Simian y, por supuesto, cerraron con él aunque pincharan dos segundos a capella para calmar a la masa. El segundo plato fuerte de música de megabytes fueron los madrileños Kill the Hipsters que pinchan en sala Zoológico a menudo y gozan de buena presencia en la capital. No decepcionaron, todo el mundo se apuntaba a desfogarse moviendo el cuerpo ya sea a ritmo de dub step, house o, incluso, merengue. Esto de pinchar merengue y salsa se está poniendo de moda y es que resulta increíblemente divertido menearte al ritmo de temazos de la infancia y adolescencia. Debe ser la regresión infantil a tiempos fáciles en los que el metrobus salía a 6.40€.

Las sorpresas del festival fueron… Kimbra por su gran parecido a Björk, sus bailes y gritos en el escenario y su vestido tan colorido. Realmente divertido, sí señor. Que pena que su amigo Gotye no apareciera en escena y le chafara el espectáculo recordándonos que la conocemos por esa colaboración. Esperemos que después de este fin de semana tenga seguidores más serios. En cuanto a Lüger, es difícil para un grupo casi instrumental llevarse a la gente de calle, pero lo consiguieron pese a que no se escuchara realmente lo que estaban tocando. Mola su ruido. Sobre dEUS creo que la gente no llegó a entender bien su estilo casi punk destructivo. Cierto es que en disco son alucinantes (nota al lector, soy fan desde hace años de este grupo) y en directo rompen los altavoces y es casi como si sonara el apocalipsis, pero supongo que una vez más el sonido volvió a fallar a una banda no muy conocida en nuestro país. No se entendía casi nada de lo que sonaba e incluso el violín era difícil de distinguir entre tanto ruido. El sonido también fastidió un poco la actuación de Napoleón Solo pero los de Granále dieron mucha caña extraña tan suya a los que no les conocían y a los que sí. Su último disco “Chica Disco” es tan recomendable como el primero y seguro que en un concierto suyo terminarás con ganas de llevar pelo afro.

Después de esta novela simplemente me queda decir que rezaré para que sigan existiendo los festivales low cost en general y el Dcode en particular. No porque me pille al lado ni porque me vaya a ahorrar unas cuantas perras sino porque he alucinado pepinillos. Muchas gracias a todos los que hicieron que ese fin de semana brillara un poco más fuerte el sol. ¡Viva la música y viva la joie de vivre!

Os dejo con el vídeo resumen del festival watch?feature=player_embedded&v=urCQJv9_hoo

Carmen Acevedo

Corresponsal en el Ojo del Hurafán

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s