Por Pablo Jiménez Nicolás

El cine de animación posee unas cualidades propias que son difícilmente exportables al cine convencional. Permite una mayor libertad creadora que no está limitada por dificultades en el rodaje. La animación compone universos formados por lugares mágicos que serían imposibles (o muy difíciles) de poner en escena en imagen real . Si hay un cineasta universal capaz de crear mundos inimaginables ese Hayao Miyazaki (Tokyo, 1943). El maestro japonés siempre ha manifestado que la animación es el medio que mejor le permite expresar todas sus ideas, todo lo que fluye por su imaginación y que no vería posible hacerlo de otro modo.

Si por algo destaca Miyazaki es por el mundo cinematográfico que ha creado en todos estos años de brillante carrera. Su reconocible universo ha mezclado las fantasías más sublimes mezcladas con ese humanismo y ese amor por la vida que inunda su cine. La mezcla ha servido para que el cine de animación japonés pueda ser exportado a todo el mundo. Junto a otros cineastas como Katsuhiro Otomo han implantado una concepción distinta de la animación, muy alejada del canon occidental auspiciado por Disney que arraigó la idea extendida de que únicamente los niños son los destinatarios de la animación. Los japoneses no lo tuvieron muy claro y crearon esta prodigiosa industria que el tiempo ha demostrado que es estéticamente muy potente y ha dado a la animación un trasfondo imposible de encontrar en cinematografías de otros países.

Temática de su cine

La filmografía de Miyazaki es formada por diez películas, pero para no extenderme he escogido cuatro que son lo suficientemente significativas, al menos, para los asuntos que vamos a analizar. Nausicaa del valle del viento,  Mi vecino Totoro, La princesa Mononoke y Ponyo en el acantilado.

A la hora de analizar su obra de una forma rápida pero concisa es interesante conocer cuáles son los temas que forman su cine. Miyazaki siempre ha relacionado al hombre con la naturaleza en su afán por desarrollar un ecologismo que defiende la necesidad de conversar los medios naturales en los que vivimos. En La Princesa Mononoke  (1997) cuenta una historia ambientada en el Japón feudal donde ocurren hechos extraordinarios que ponen en peligro la sostenibilidad de la naturaleza. Ese peligro está provocado por la acción del hombre que por su acción desproporcionada pone el peligro constantemente el equilibrio necesario para la conservación óptima del conjunto del medio ambiente. Todo conjugado en una gran película que es un fresco de la propia belleza de la naturaleza con su armonía que tiene que mantenerse si el hombre lo permite.

Es un tema recurrente en su obra que de manera más o menos prominente aparece en sus películas. Nausicaa del valle del viento (1984) encasilla el ecologismo en un aparente distopía que ha convertido el mundo en un lugar inhabitable provocada por la contaminación que hace inaccesible parte del territorio para los humanos supervivientes, donde solo sobreviven unos insectos gigantes conocidos ohmu. Nausicaa puede entenderse como un aviso de lo que puede suceder en un futuro si continua la excesiva industrialización. Igualmente, Miyazaki ahonda aquí en otros aspectos como es su conocido antimilitarismo (presente también en Mononoke) de una forma clara y contundente. En general, los enfrentamientos no llevan a ningún lado, pero si son armados y sin causa alguna son un absoluto sinsentido. Miyazaki afronta este tema con una dura critica al hombre que permite todos estos despropósitos que llevan a la destrucción indiscriminada fomentando el odio. En Nausicaa la guerra es el fin que muchos de los hombres llevan a cabo, pero solo la chica protagonista (que encarna la bondad siendo el personaje femenino combativo que nunca se rinde presente en toda la cinematografía de Miyazaki) parece atisbar que un enfrentamiento solo llevaría a la destrucción total del planeta. Miyazaki lanza sus mensajes sin rodeos, y confía finalmente en el humanismo como salvación única de los males de la guerra. Nausicaa es una gran película y pieza angular de toda su obra donde están presentes todos los temas que dan forma a su brillante filmografía.

El otro tema recurrente en el cine de Miyazaki es la visión que ofrece de la infancia presente, principalmente, en dos películas: Mi vecino Totoro (1988) y Ponyo en el acantilado (2008). El maestro nipón siempre ha defendido que su cine está dirigido a los niños, aunque es precisamente en esos dos filmes donde Miyazaki realiza una radiografía de la infancia. En Totoro la relación de dos hermanas con lo desconocido y con seres increíbles como ese ser grande y rechoncho que es Totoro sirve a Miyazaki para apuntalar la inocencia de los infantes, esa que se va perdiendo a lo largo de los años y que es imposible recuperar. La inocencia se mezcla con el amor en este maravilloso filme. La ausencia de madre (aunque se trate de un aspecto autobiográfico) sirve de metáfora para ahondar en ese afecto y ternura de las niñas hacia su madre que, en su alejamiento, es remplazada por los entes que encuentra en el bosque y para teñir la historia con magia, una magia que solo es capaz de crear un genio de la altura de Miyazaki.

Justo veinte años después, Miyazaki realizó otra película con un corte más infantil (que puede ser rechazada injustamente por un público más adulto) en la que volvía a incidir en los temas tratados a lo largo de su carrera. En Ponyo conjuga las ideas centrales de su cine: el ecologismo y la inocencia de unos niños que nunca llegan a ser cargantes. La trama se ambienta (en parte) en el mar y cuenta la relación de amistad entre un niño y una niña-pez que se encuentra en una playa cercana a su casa.  Con esta premisa consigue gracias a la sencillez de la historia una película estéticamente muy hermosa con la que se mantiene el mensaje ecologista ( en esta ocasión con claras alusiones a la destrucción del mar) y esa inocencia de la infancia con la que Miyazaki intenta decirnos que no hay nada mejor que ser un niño y estar alejado de los problemas y los conflictos de la vida adulta.

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s