Antonio Pineda Cabello.

Y por fin llegó el día en que el hormiguero estallaba, ese hormiguero mal gestionado y pasado por agua que fue el festival EnVivo 2012, dejando rebosar con su implosión de sus entrañas embarradas una marea de gente que con fidelidad marcial acudían a su cita en Madrid con el que posiblemente sea el grupo de rock más suburbial, romántico, insumiso y a la par hegemónico del panorama musical de la piel de toro: Extremoduro.

La noche del sábado se esperaba como el resarcimiento de un festival que a más de uno le ha costado un catarro -entre ellos un servidor- y que en líneas generales no se caracterizó por su diligencia logística. Un festival que la mayoría de los allí congregados pagaron principalmente por ser partícipes del regreso a los escenarios del grupo extremeño, detalle que la organización del festival tuvo muy presente, apiñando la mayoría de los artistas interesantes el último día y de mala manera.

Envueltos en ese halo de misterio que otorga rechazar de plano cualquier relación con la prensa, al más puro estilo de J. D. Salinger, Extremo revolucionó la melanomanía cuando hace unos meses anunciaba que regresaban a los escenarios con Robando perchas del hotel, una gira parca en fechas que recorrerá ocho ciudades en once actuaciones (repitió en Valencia, Sevilla y Murcia) y para las que ya solo quedan entradas en Barcelona y A Coruña. Y es que nunca se sabe cuándo será la última.

Era mi primera vez y, como en otras tantas ocasiones en que la vida te posibilita quitar el envoltorio al ansiado momento, andaba con los nervios desbordados por entregarme en cuerpo y alma a los hacedores de la banda sonora del 50 por ciento de mis días en la Tierra. Fuera, el hormiguero seguía tanto o más agitado y el nerviosismo se acrecentaba con las especulaciones de que la organización pretendía cerrar el auditorio Miguel Ríos ante la posibilidad de overbooking.

El concierto arrancó con puntualidad. La primera en sonar fue Pájaro azul, un tema inédito que resume esa actitud inconformista, chabacana y romanticona de Robe. A ella siguió un recital de tres horas con un público postrado a los pies de las tablas, como si fuera el último concierto de sus ídolos. La ley innata de un tirón (a excepción de Coda flamenca) y clásicos como Buscando una luna o Salir, beber para poner el broche final.

Robe dejó patente que no es un vocalista al uso y que sus punteos de guitarra tienen tanto que decir como los de un entregado y exultante Uoho. Pero, como quien no tiene nada que demostrar, pecó de dejadez y de prisas, muchas prisas; tantas que no fue capaz de terminar su labor y se marchó sin fichar a la salida del curro, o lo que es lo mismo, sin una simple despedida, ni una muestra de agradecimiento. Uoho fue el que agarró el micrófono entre los últimos acordes para ensalzar la labor de quienes trabajan entre bastidores y despedirse de un público apasionado que no recibió desde el escenario mucho más que la reproducción de las letras que ya se saben al dedillo, y todos sabemos que un concierto es mucho más.

“Luchemos por un mundo mejor, pero el resultado final me la suda” fue una de las pocas intervenciones que el aclamado líder tuvo la deferencia de dedicar a sus fans, y precisamente con ese aforismo podemos podemos definir la actitud de Robe, un tío al que ya solo le queda plantar un árbol del tridente de las exigencias vitales y que parece tan ensimismado en su labor creativa (que cada vez me parece más sublime) que se olvida de que su tarea concluye en los escenarios, pero claro, él ya está satisfecho y el resultado final se la suda.

 

 

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s