Óscar de la Vega.

Toro Watanabe acaba de aterrizar en Hamburgo cuando oye en el aeropuerto una canción de The Beatles que le hace recordar los años de su adolescencia y juventud. Años que comenzaron con el suicidio de su mejor amigo. Poco a poco, el tema de  su muerte, une al protagonista con la novia de éste, Naoko. Poco después esta se distancia de él y aparece en su vida Midori, una chica vital y alegre que hará que Toru tenga que decidir entre las dos.

Lo que hace de Tokio bules -la mejor obre de Murakami- es que toca un aspecto que es importante en todos nosotros, que es el paso a la vida adulta y el paso adelante que todos tenemos que dar en algún momento de nuestra vida. Siempre hay un acontecimiento que a todos nos marca, y en este caso es la muerte de Kizuki. Así es como Toru se una más a la novia de su amigo y empieza una relación con ella. Les une la intimidad de la muerte, la tristeza y la soledad en la que ambos sienten. Al final ella desaparece y Toru se siente aun más solo, pierde a la única persona a la que este dolor la puede unir. Todo esto cambia con la aparición de Midori, personaje que se podría decir es la antítesis de Naoko y hace que poco a poco Toru empiece a ver la luz al final del túnel. Midori representa el paso adelante que hay que dar cuando muere un ser querido. Enseña a Toru hay que es algo con lo que hay que vivir e intentar superar esa tristeza y soledad aun sabiendo que en cualquier momento puede volver a aparecer en cualquier momento.

Haruki Murakami es probablemente el autor asiático más mediático de la literatura oriental actual, trono que ahora puede que le discuta el reciente Nobel, Mo Yan, gracias al tirón que da ganar este premio, el más influyente de la literatura. Murakami tiene una característica principal que destaca sobre todas. Y esta es que no deja indiferente a nadie. O toda su obra te encanta, o no te gusta ninguno de sus libros. Esto se debe a que sus historias, aunque no sean todas iguales, siempre están cortadas por el mismo patrón. Un protagonista sensible, tímido y vulnerable a los acontecimientos que vive como  alejado de la realidad del mundo marcado por un suceso como puede ser (generalmente es) la muerte. Así, el Hajime de Al sur de la frontera, al oeste del sol parece la versión mayor de Toru Watanabe de éste Tokio Blues.

Sus obras transcurren en un Japón moderno casi surrealista, una especie de realismo mágico a la japonesa que se desarrolla en una época, como fueron los finales de los 60/ principios de los 70, en que la juventud japonesa estaba cambiando de manera radical después de la II Guerra Mundial con protestas entre universitarios y una especie de “revolución por lo occidental”. El libro hace una crítica a este cambio resaltando la futilidad de las mismas para la vida individual de los jóvenes como entes individuales

Como curiosidad, el título de éste libro, Norwegian Wood, está basado en una canción de Los Beatles.

Libro: Tokio Blues

Autor: Haruki Murakami

Año: 2005

Páginas: 383

Editorial: Tusquets

Precio: 19 €

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s