Título: Lo imposible

Director: Juan Antonio Bayona

Actores: Ewan McGregor, Naomi Watts, Tom Holland, Samuel Joslin, Dominic Power.

Año: 2012

País: España

Duración: 107′

Género: Drama / Catastrófica

 

 

No sé si tras haber firmado una más que interesante ópera prima, como lo fue El Orfanato (2007), el director español, Juan Antonio Bayona, pensó que su segunda película le fuese mucho mejor, que le consolidaría como narrador de historias; y que le permitiría contar con excelentes actores de talla internacional como el escocés Ewan McGregor y la australiana Naomi Watts, los cuales dan vida a los padres coraje de J.A.Bayona en Lo Imposible.

La película cuenta la trágica historia de una familia española (inglesa en el filme) que, durante las vacaciones de Navidad de 2004 que pasaron en las exóticas playas de la costa pacífica de Tailandia, sufrieron las devastadoras consecuencias del tsunami que arrasó aquella zona, haciendo, de lo que se presumía como idílico, en una de las peores experiencias que un ser humano puede soportar.

La historia está centrada íntegramente en la familia formada por McGregor y Watts junto con sus tres hijos pequeños. Y trata de cómo el amor por el semejante y por la familia les lleva a luchar por reencontrarse tras haber sido separados por la inmensa ola que asoló el paradisiaco emplazamiento. Mientras todos jugaban en la piscina, un vendaval de agua y barro se acercaba a ritmo vertiginoso y atronador. El pánico se apoderó de todos los presentes. No había demasiado tiempo para la sorpresa, el shock llegó enseguida.

Sin embargo, de repente, un plano general del acontecimiento, que nos adentra en lo hondo para encontrar a los protagonistas luchando contra las adversidades, siendo golpeados por ramas, coches, paredes de edificios, verjas, vallas, y un largo etcétera de materiales. Cada uno lucha por sobrevivir y, una vez que consiguen asomar la cabeza en la violenta riada, se tratan de aferran a un poste, árbol o lo que sea, que se mantiene firme, tratando de encontrar a sus seres queridos sin importales la situación y sin caer en la cuenta de lo peligroso de la acción, pero es que así de irracional funciona el amor, que nos lleva incluso, a aventurar la vida por quien más queremos.

Hasta aquí podría decirse que va la primera parte de la película. Luego, Bayona inicia una narración mucho más emotiva, más padres corajes buscando despertar en el espectador los sentimientos de la lágrima fácil. Pero esto se debe a que se ha dejado llevar por la épica que en sí contiene la historia. Resulta casi imposible no caer en la apelación a estos sentimientos, la propia trama va forjándose con estos elementos a medida que avanza y la situación de los protagonistas se va solucionando.

Pero no sólo hay que quedarse con esto. La película también tiene su parte más antropológica. El amor entre seres queridos en primer lugar, es desbordante. Y en segundo punto, el amor por el semejante, que está casi a la misma altura. Nótense los casos en que la familia ayuda a un niño pequeño y, sobre todo, cuando todo el pueblo ayuda a transportar a la madre herida al hospital más cercano. Una vez allí, otro síntoma más es que el hijo no se separa de la cama de su progenitora. Pero podemos dar un paso más. El propio hijo mayor despliega su amor al colaborar -en la que medida que él puede- en encontrar y agrupar a las familias separadas. Aunque, sin duda, el mejor derroche se ve reflejado en la escena en la que toda la familia está rodeando la cama de la madre, mostrándola todo el apoyo y cariño posible. Esto provocó en la protagonista que sintiese como si volviese a la vida. De ahí, la siguiente escena de la mujer saliendo del maremágnum de las olas, sacando la cabeza , en otras palabras, volviendo a la vida, resucitando de la muerte. Porque, en el fondo, Lo imposible no es que la familia se reencuentre tras el tsunami, sino que hayan vuelto a nacer metafóricamente hablando.

Pero para que todo lo anteriormente dicho sea posible, la película cuenta con una banda sonora excelente que ayuda a vivir con mucho más apego la tragedia. Consigue involucrar al espectador hasta el punto de hacerle partícipe de los sentimiento de cada protagonista: alegría, incertidumbre, dolor, rabia, miedo, desesperación, gozo, tranquilidad… felicidad.

También el reparto es soberbio, con una Naomi Watts fantástica y un Ewan McGregor notable. Aunque los más destacados son unos sobresalientes niños. Los efectos visuales son majestuosos, y la puesta en escena se lleva la palma. Sin embargo, y pese a que recomiendo encarecidamente la película, no alcanza la cota del sobresaliente, sólo se queda a las puertas. Creo que hay escenas que podrían haberse obviado, o bien, si quieren mostrarlas bien, deberían haber alargado el metraje. No pasa nada Juan Antonio porque en una superproducción la historia se marche a las dos horas y media. Aún así, mis felicitaciones.

Lo mejor: El conjunto general.

Lo peor: Algunas escenas desagradables.

Nota: 8,5

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s