Adriana Esnaloa.

El pasado 21 de octubre, tuvo lugar en la sala Marco Aldani (antigua Arena) de Madrid el concierto del grupo neoyorkino Fun.  El espectáculo dio comienzo a las 22 horas, sin embargo contaron con un grupo directamente venido de Ohio, Walk the Moon, como teloneros, que nos introdujo en el mundo del teclado y las guitarras caprichosas a escasa hora y media de la apertura de puertas, que fue a las siete.

Walk the Moon dio por primera vez un concierto en España. Tocaron uno de sus temas más conocidos: Anna Sun y algunos de su primer álbum I want! I want! A la salida firmaron discos y se hicieron fotos con todo el que quiso, intercambiando impresiones, agradeciéndonos el entusiasmo.

El líder del grupo Fun durante el concierto de Madrid. / Laura Merino Jerez.

La sala que parecía llenarse muy lentamente, al terminar la actuación de Walk the Moon, estaba repleta de gente. Todos allí reunidos para recibir a Fun, que llegaron fugazmente tras una breve supervisión de los técnicos. Empezaron a tocar nada más pisar el escenario y fueron recibidos entre grandes ovaciones.

Tocaron varias canciones de su primer disco Aim and Ignite, la mayoría al principio. El concierto se centró más, sin embargo, en su segundo álbum Some Nights, que sonó cuando ya llevaba algún tiempo de actuación. Tocó (de este último) canciones como Carry on, Some Nights, o We are Young. Estos dos últimos temas han sido un éxito comercial en la trayectoria de este grupo. Quizás porque sus melodía suenan con la fuerza de los himnos.

Él, pícaro y saltarín vibró con todas sus canciones, llamándonos, sonriéndonos y alzando la mano al aire para que le siguiéramos; huyendo de las fotos sin flash, en las que su juguetona figura salía siempre en movimiento. De los momentos más sosegados que pudimos presenciar, fue cuando dedicó uno de sus temas a sus padres que se encontraban entre el público. De hecho, al final, saludaron y nos hicieron una foto a todos los que estuvimos allí, recibiendo un gran aplauso por nuestra parte.  Fueron emotivos ambos momentos, que dieron un toque íntimo y familiar a toda la experiencia.

Crear un himno no es sencillo, supone entender muy bien aquello a lo que se rinde homenaje. Nate Ruess con una enorme sonrisa y una voz que parecía salirle de las entrañas, rindió homenaje de la mejor manera posible a muchas cosas, entre ellas a la fuerza de la juventud, que resonó aunando todas nuestras voces, cuando cantó We are Young, y especialmente en aquella frase que dice que podemos brillar más que el sol.

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s