la-vida-de-pi-cartel3Título: La vida de Pi

Director: Ang Lee

Actores: Suraj Sharma, Irrfan Khan, y Rafe Spall.

Año: 2012

Pais: USA

Duración: 125′

Género: Aventuras / Drama

 

 

Duodécimo trabajo del directo asiático Ang Lee, conocido por trabajos como Tigre y Dragón (2000), Sentido y Sensibilidad (1995), Brokeback Mountain (2005) y la predecesora de la nueva obra, Destino Woodstock (2009), ha vuelto con una nueva película bajo el brazo, La vida de Pi, basada en una novela del escritor francés, Yann Martel y que lleva el mismo título.

La historia nos cuenta la agitada vida de Piscine Molitor Patel,  “Pi” para abreviar su curioso nombre, un joven hindú cuyo padre es propietario de un zoo y que, en una mudanza desde India a Canadá, la familia sufre un naufragio y el joven muchacho se ve sólo en medio del océano en una barca y con unos acompañantes bastante curiosos. Una hiena, una mona, una cebra y un tigre de bengala con nombre y apellido, Richard Parker. Tras una serie de momentos violentos dentro del bote, sólo quedan con vida el joven Pi y Richard Parker, los cuales están condenados a entenderse para poder sobrevivir el mayor tiempo posible a la deriva, dejados de la mano de Dios. Ser al que Pi busca incondicionalmente en todas las religiones hasta llegar a su particular solución, que Dios sólo hay uno al margen de las religiones, y que cada una le denomina de una manera distinta.

rafe spall e irrfan khan en una escena de la vida de pi

La única pega a este filme es el error que se comete al decir que todas las religiones nos llevan a Dios, al dios de los cristianos. Esto no es verdad, pues hagan sino la prueba al hablar con personas de distintas religiones a ver si tienen la misma concepción de Dios que puede tener un cristiano. Esto por un lado. Lo segundo es la forma de llevar a cabo la historia. Si todo comienza con Pi narrando su vida a un escritor para que haga de ella un libro, la forma con la que le narra el indú la historia recuerda mucho a la manera con la que Tim Burton nos contó la vida de su Big Fish. Por esto mismo la película, de la cual me habían hablado muy bien, me decepcionó y, por momentos, me llegó a resultar un tanto pesada. Sentía que estaba ante una película mezcla de otras con una ambientación fantástica. Lo único novedoso era la búsqueda de la religiosidad de uno mismo, pero Lee patina queriendo quedar a bien con todo el mundo cuando no se debe hacer esto. Tampoco, me aportó nada la búsqueda de uno mismo. Lee no ha sabido manejar la situación y la historia casi se le va a la deriva por completo.

Es cierto que Martel en su obra tampoco se moja, pero eso no le priva a Lee de incorporar sus propias aportaciones. La corrección de este director asiático cada vez me deja más que desear. No termina de aportar ideas. Sólo plasma con la mayor fidelidad posible las obras que recaen en sus manos. Así claro está salen grandes éxitos como Tigre y Dragón, o grandes fiascos como Hulk.  Pues bien, La vida de Pi está a caballo de las dos películas. Se deja ver y resulta algo más que interesante, pero la sensación final es la de que hemos estado en la sala viendo dos horas a un hombre que ¿nos ha engañado contando un cuento?

foto-la-vida-de-pi-2-409

En el apartado técnico la película es brillante y esto le dota de mucha puntuación, pues hace que la historia gane muchos enteros y resulte muy atractiva de cara al público. La pena es que por muchos animales que aparezcan, la vida del joven Pi no termina de llenar a nadie. A los más mayores les atrapa pero les termina cansando, a los pequeños les cansará desde el primer minuto y se aburrirán, sólo los que empaticen con Pi, o se den cuenta de la doble historia que se esconde en la trama principal y que no se desvela hasta el final, será capaz de pasar un rato agradable con este nuevo trabajo del correcto Ang Lee. Ahora, toca esperar y ver qué premios se llevará este filme en los Globos de Oro y probablemente, en los Oscar.

Lo mejor: Los efectos visuales.

Lo peor: La falta de aportaciones de Ang Lee.

Nota: 7 (los efectos visuales ayudan demasiado).

Pi 1

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

»

  1. GEEHE dice:

    Yo creo que la religiosidad está muy bien metida siempre que el espectador, sea del credo que sea, tenga sentido del humor y sepa reírse de sí mismo.

    • jorgevf88 dice:

      en esta película la religiosidad no está introducida en tono humorístico. No hay que tomarse todo a broma porque no todo es un chiste, sino, seríamos relativistas.

  2. GEEHE dice:

    Sí, pero si nada de lo que son creencias tuyas pueden verse con humor, te conviertes en un fundamentalista sectario

    • jorgevf88 dice:

      Hay ciertas cosas de las que uno no puede reírse, sino es un relativista. Y no por ello un fundamentalista sectario. Ese pensamiento negativo y prejuicioso por falta de conocimiento de las creencias mías hace que cometas el error de caer estos adjetivos.
      Que no piense como tú no significa que sea ni mejor ni peor, pero no que no lleve razón.
      No podemos caer en el “todo vale” porque está claro que no todo vale.
      Por cierto, antes de calificarme como fundamentalista sectario miraría bien qué significa eso y si a quien se lo dices se adecua, porque puede que estés faltando a la verdad.
      Feliz Navidad, Germán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s