lincoln cartelTítulo: Lincoln.

Director: Steven Spielberg

Actores: Daniel Day-Lewis, Sally Field, Tommy Lee Jones, David Strathairm, Joseph Gordon-Levitt, Hal Holbroock, John Hawkes y Jackie Earle Haley.

Año: 2012

País: USA

Duración: 150′

Género: Drama/ Histórico.

 

 

Germán Esteban Espinosa.

Abraham Lincoln posiblemente sea el héroe estadounidense por excelencia, el presidente más querido por los americanos y un mito inmortal. Neil Postman lo eligió como símbolo de la “Era de la Imprenta”, la época en la que para ser político primaba la inteligencia y la excelencia sobre el marketing y la imagen pública. Sin embargo, Spielberg lo ha humanizado en su película, le roba esa aura mítica y lo muestra como la persona que es: excelente, brillante e inteligente, pero humano como todos los demás.

Toda acusación a la película de idealismo o de ser una “americanada” queda desacreditada en cuanto comprobamos cómo el argumento muestra claramente las triquiñuelas corruptas a las que ha de recurrir el grupo de Lincoln para conseguir aprobar la decimotercera enmienda a la constitución, que equipara jurídicamente a los negros con el resto de habitantes norteamericanos.

Le achacan tener un ritmo lento, cuando es todo lo rápida que debe ser una película más política y burocrática que histórica y épica. Su tempo es lento, pero su ritmo es rápido. No aburre en ningún momento. La tragedia y la tensión se mezclan perfectamente con los momentos de humor y de comedia. La música compuesta por John Williams pasa prácticamente desapercibida en favor de la narración.

lincoln Sally field

La actuación es simplemente excelente, hasta sus papeles más breves, como los interpretados por el genial James Spader (Boston Legal, Star Gate) y el siempre brillante John Hawkes (protagonista de la reciente Las Sesiones). Tommy Lee Jones aspira merecidamente al Oscar. Su papel es un rol difícil de llevar con tanta maestría. Es necesaria una gran concentración y unas tablas bien desarrolladas para encarnar al más pulcro e íntegro demócrata de todos los republicanos: Thaddeus Stevens. Es capaz de transmitir mucha fuerza, frialdad y elegancia en su papel, a la vez que un sentido del humor de lo más lúcido.

Daniel Day-Lewis merece un párrafo especial, y posiblemente otro Oscar. No es que susurre, ni que imite a la perfección la expresión corporal de Lincoln. Tampoco se puede decir que su interpretación sea contenida o desbocada, histriónica o fría. Simplemente lo hace de una manera tan sumamente natural que es difícil analizar fríamente su trabajo. En la pantalla no vemos a un actor, vemos a Lincoln. Natural, vivo, real. Si finalmente recibe la estatuilla no será por interpretar al presidente republicano, sino por donar su cuerpo al fantasma de Abraham Lincoln.

Claro que, todo gran hombre necesita a una gran mujer, y en este caso la tiene a su lado. Sally Field (Cinco Hermanos) está genial. Expresa sin ningún esfuerzo toda la fortaleza de la mujer que está detrás del presidente pese a su diminuta estatura, que resulta sorprendente en comparación con la gran altura de Daniel Day-Lewis. Su personaje se adapta perfectamente a todas las situaciones y no tiembla al enfrentarse con el gran Tommy Lee Jones. Tanta excelencia interpretativa llega a eclipsar a Gordon-Levitt, que pese a no ser en absoluto un mal actor, pasa desapercibido entre tanta magnificencia.

lincoln tommy Lee jones

No obstante, hay ciertos aspectos técnicos que parecen descuidados, como algunas de las escenas interiores nocturnas, en las que se pierden muchos matices de grises, que son sustituidos por una uniforme mancha negra; y una iluminación muy sobreexpuesta en las escenas diurnas desarrolladas cerca de la Casa Blanca (que aparece hermosísima y reluciente). Pero es simplemente una apreciación personal, ya que puede ser debido a una intencionalidad determinada del equipo de dirección.

Steven Spielberg demuestra que es un auténtico veterano del Séptimo Arte que aún tiene fuerza y talento suficiente como para deslumbrar al gran público, a la vez que escapa de los estereotipos y prejuicios creados por sus admiradores y críticos en torno a su estilo de hacer cine. Deja aparcada la épica para adentrarse en la política burocrática, sin olvidarse de profundizar adecuadamente en la mente y personalidad de sus personajes, lo que le confirma como un realizador de lo más polifacético. Es capaz de mostrar a los espectadores que hasta los grandes héroes tienen sus trapos sucios y sus dramas particulares.

Lincoln es un gran película, compleja y perfectamente construida, que justifica muy bien los 65 millones de dólares que ha costado producirla, y que opta merecidamente a 12 Oscars. El vestuario es impecable y tiene poco que envidiar al de Los Miserables, mientras que el maquillaje de Lincoln es tan genial que es imposible identificar al actor real que lo interpreta.

Lo Mejor: la interpretación de sus actores.

Lo Peor: La fotografía.

Nota: 9

Lincoln ficción

 

 

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s