Óscar de la Vega.

Virginia Woolf es una de las figuras más importantes de la literatura inglesa de la primera mitad del siglo XX. Y no solo por la calidad de sus escritos, sino porque aunque antes que ella ya había mujeres que escribían, ella es la primera figura femenina que escribe sin verse influenciada por la situación de las mujeres en la sociedad.

En menos de 200 páginas la autora nos ofrece una  extensión de dos conferencias que  dio en 1929 en dos colegios de Cambridge. En estas páginas la autora responde a la pregunta de qué necesita una mujer para escribir. Y detrás de una respuesta simple como es independencia económica y una habitación propia para que no la puedan molestar. Lo que al principio parece ser una respuesta que solo tiene que ver con el asunto literario esconde detrás toda una serie de factores socioeconómicos que ha sufrido el sexo femenino a lo largo de la historia. Y lo hace relatando los problemas  de dependencia que han padecido las mujeres desde los tiempos de Renacimiento.  Lo hace a través de una teoría que hasta ahora las mujeres no habían argumentado, y esa es que los hombres habían reducido el papel de la mujer en los aspectos de la vida a través de su nulo acceso a la educación no porque realmente pensasen que no estaban a su altura, sino por miedo a perder el poder del sexo masculino.

Lo bueno de este libro es que no se lee como un ensayo o una conferencia al uso, la autora no se limita a contarnos y explicar su teoría sobre el tema que trata. Sino que lo hace desde su experiencia y por medio de anécdotas e historias, alguna magnífica como por ejemplo el relato sobre una hipotética de hermana de Shakespeare de la que se sirve para contarnos el trato que las mujeres recibían durante la época isabelina. Y lo hace con la principal característica de la autora, como es la ironía al tratar el tema de porqué, al menos hasta el siglo XX, en Inglaterra las mujeres mayormente escribían novelas y no poesía. Dato curioso es que en E.E.U.U., donde hasta bien entrado el siglo XIX la doctrina puritana, predominaba el primer manual de poesía lo escribiese una mujer y en la metrópoli siempre adelantada en temas sociales le estuviese casi vetado a las mujeres.

Seguramente no es ni el mejor libro ni el más famoso de la autora, pero es un libro que ha sido la mayor influencia en los movimientos feministas a partir de los años 60 y cuya influencia aun vemos en las teorías literarias actuales. En un tema delicado, como el que trata, tiene la ventaja de hacerlo desde un punto de vista conciliador y con el cual el hombre actual no debe sentirse atacado, como puede suceder con otras autoras de la época y que busca más conciliar a los dos géneros que reivindicar a uno de ellos.

 

Sin título

Título: Una habitación propia

Autor: Virginia Woolf

Año: 1929

Editorial: Seix Barral

Páginas: 192

Precio: 5,95€

 

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Un comentario »

  1. paraleerblog dice:

    ¡Suena (o se lee) muy interesante! Si lo veo en alguna librería me gustaría leerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s