unplanperfecto CartelTítulo: Un plan perfecto.

Director: Michael Hoffman.

Actores: Colin Firth, Alan Rickman, Cameron Díaz y Stanley Tucci.

Año: 2012.

País: USA

Género: comedia negra.

 

 

 

Germán Esteban Espinosa.

Esta película es un claro ejemplo de cómo en ciertas ocasiones la crítica de autor choca contra un muro. La política de los autores, impulsada en los años 50 por François Truffaut y otros de los fundadores de la revista Cahiers Du Cinema, introdujo en el cine la concepción del autor de la obra, de forma semejante a como existía ya en la literatura y en la pintura. Señalaron que el autor de la pieza era el director, por considerarle el último responsable del producto final y el encargado de unir y encauzar el trabajo del resto de participantes: dirigir a los actores, coordinar la labor del director de fotografía y el de arte, dar instrucciones a los eléctricos, etc.

Sin embargo, en determinadas películas (pocas, la verdad), la presencia del director se desdibuja en favor de la personalidad del guionista. Un Plan Perfecto es un ejemplo de cinta donde esto ocurre. Sus guionistas son los Hermanos Coen, caracterizados por un distintivo humor negro, unos personajes zumbados y un conjunto de situaciones que en ocasiones rayan el absurdo y otras veces el surrealismo.

unplanperfecto Alan Rickman y Cameron Díaz

Los Coen tienen varios estilos: un cine más serio, representado por películas de la calidad de Muerte entre las Flores (1990); un estilo experimental, como El Hombre que Nunca estuvo allí (2001), o la rarísima Barton Fink (1991); y una vena fantástica para la comedia negra, cuyos máximos exponentes podrían ser Fargo (1996) y El Gran Lebowski (1998), seguidos de cerca por Ladykillers (2004). Otras de sus películas combinan comedia con amor y surrealismo, como El Gran Salto (1994), una de sus mejores obras.

Un Plan Perfecto se sitúa en el estilo de la comedia negra. Muestra las peripecias por las que tendrá que pasar el personaje encarnado por Colin Firth (ganador del Oscar por su papel en El Discurso del Rey) para estafar a su repugnante jefe, genialmente interpretado por Alan Rickman (Severus Snape en Harry Potter). Cameron Díaz completa el triángulo protagonista. Los problemas que surgen al pasar del plano de las ideas a la ejecución de la realidad crearán toda una serie de circunstancias tronchantes que dejarán al espectador aficionado al humor de los Coen con dolor de mandíbula y dificultad para respirar entre risa y carcajada.

Unplanperfecto fith y cameron de vaquera naranja

Además, el tono alegre del largometraje se establece acertadamente desde el mismo principio, ya que el realizador opta brillantemente por presentar los créditos en forma de historieta de dibujos animados, protagonizada por las caricaturas de sus protagonistas. Se crea una enorme complicidad entre el espectador y el protagonista, lo que ayuda al correcto desarrollo del argumento. Sin embargo, hacia el final de la trama hay una especie de bajón en el ritmo, que no obstante no es tan evidente como para estropear la buena marcha del filme.

Y poco más se puede decir de esta película sin estropear sus sorpresas. Es la opción perfecta para reírse con el humor negro de la genial pareja de hermanos y disfrutar de la actuación siempre correcta de Colin Firth, que vuelve al terreno de la comedia.

Lo mejor: La secuencia del hotel.

Lo peor: Un clímax extraño.

Nota: 7.8

Un Plan Perfecto Colin Firth

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s