dosdías cartelTítulo: Dos días en Nueva York

Director: Julie Delpy

Actores: Julie Delpy, Chris Rock, Albert Delpy, Kate Burton.

Año: 2011.

País: USA/ Francia

Duración: 95′

Género: Drama / Romance/ Comedia

Germán Esteban Espinosa.

La veterana actriz francesa Julie Delpy vuelve al terreno de la dirección con Dos días en Nueva York, que expone una temática parecida a su anterior filme Dos días en París (2007). En ambos largometrajes, los actores que interpretan a la familia de Julie son los mismos, lo que cambia es que en esta ocasión son ellos los que viajan a Nueva York, y que el cónyuge de la protagonista es un negro, interpretado por Chris Rock.

Pese a que la comedia romántica que nos presenta tarda en arrancar, y que las carcajadas ceden casi siempre su lugar a la sonrisa, y en ocasiones al simple deseo de encontrar la comicidad, tiene puntos muy interesantes, que hacen que merezca la pena verla, aunque no sea ninguna maravilla.

Lo interesante de esta película en un nivel temático es que pone de relieve lo traumático que puede ser para una persona acoger durante una semana a la familia de su pareja en su propio domicilio; para que usen su baño, coman en su salón, se corten las uñas de los pies en la mesa de su comedor, utilicen su cepillo de dientes, manchen su casa, le interrumpan constantemente, no le dejen un momento de paz y privacidad, perturben su rutina y pongan a prueba los límites de su tolerancia. La situación empeora si encima su cuñada se lleva a su novio actual, un maleducado idiota que lo primero que hace al saludar al personaje de Chris Rock es decirle que hace años salió con su novia.

dosdías el cuñado idiota

Además, gran parte de su humor se fundamenta en el acertado enfrentamiento de los prejuicios y tópicos que los franceses tienen de los norteamericanos y los negros, contra la auténtica realidad. Lo bueno de la cinta es que la crítica es doble, ya que al estereotipo del francés bohemio, glamuroso y erudito, Julie Delpy opone una caricatura del francés gordo, basto, soez, maleducado y vociferante.

El trabajo actoral es bueno, sobre todo el de los protagonistas encarnados por Chris Rock y Julie Delpy, y el de Albert Delpy (padre real de la actriz y progenitor del personaje que interpreta), que está sublime en su rol de viejo loco francés, sobón y guarro, aunque en cierto modo entrañable. En muchas ocasiones será el personaje encargado de sacar adelante la película y provocar los momentos más desternillantes, incluyendo cierta escena onírica decimonónica.

Lo auténticamente interesante de la película es el barroquismo de su narración, que ayuda a salvar la cinta. En ningún momento se intenta esconder el montaje ni la presencia de la directora. Desde el principio sorprende al espectador y aporta pinceladas que enriquecen el resultado final. Así, a la narración convencional del largometraje, se le añade un principio en forma de guiñol; travelines veloces desde un coche que enfoca las calles para mostrarles a su familia Nueva York; un rapidísimo montaje de momentos fugaces de su familia haciendo turismo; la supresión de la secuencia audiovisual en favor de la emisión de instantáneas fijas con la voz de la protagonista como narradora; o lo más sorprendente de todo: el uso del estilo indirecto libre en el cine. Es decir, en un momento determinado, el objetivo de la cámara cambia a un gran angular, y la imagen del plano se deforma para expresar el sentimiento de agobio que experimenta Julie Deply, que es acentuado por filmar directamente el rostro de la protagonista y acompañarla en su desplazamiento por las calles.

Dosdías esta inclúyela

Esta riqueza formal unida al chocante conflicto surgido con la puesta en venta del alma de la protagonista como parte de su exposición de arte conceptual, provoca que merezca la pena ir a verla. Si la consideramos dentro de su género, es un ejemplo sorprendente de originalidad. Si la tomamos como pieza individual, pese a no explotar todo el humor que podría demostrar, tiene puntos bastante interesantes que no aburren al espectador, y es más brillante conforme avanza hacia su final.

Lo Mejor: Albert Delpy y su barroquismo narrativo.

Lo Peor: Que tarda en arrancar.

Nota: 7.

dosdias

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

»

  1. GEEHE dice:

    Fe de erratas: *Largometrake: largometraje. Dos días en París en cursiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s