Dios cartelTítulo: Un Dios Prohibido.

Director: Pablo Moreno.

Actores: Iñigo Etayo, Jerónimo Salas, Alex Larumbe, Luis Segui, Eneko Capapay, Gabriel González, Elena Furiase, Ainhoa Aldanondo, Emma Caballero.

Año: 2013

País: España.

Duración: 133′

Género: Historia/ Religión.

 

 

Germán Esteban Espinosa

Un Dios Prohibido es una película española financiada por la Conferencia Episcopal, que tiene muchos méritos, pero también fallos que entorpecen su desarrollo. Se realizó en verano, en localizaciones de Ciudad Rodrigo, Salamanca. Pese a su escaso presupuesto, el producto final goza de buena calidad. Además, tiene la virtud de ser de las pocas producciones sobre la Guerra Civil que sitúan como antagonistas al pueblo, formado por analfabetos anarquistas y/o comunistas armados.

La cinta se sostiene gracias al talento interpretativo de algunos de sus actores, especialmente los del lado republicano, que superan con creces a los estudiantes claretianos. Incluso los papeles secundarios, entre los que destaca la alicantina Emma Caballero, que va poco a poco abriéndose paso en el cine de distribución comercial, dan la talla.

Dios chica

El argumento gira en torno a la ejecución indiscriminada de los claretianos y demás clérigos de la zona, durante el estallido de la Guerra Civil, en 1936. La ambientación está bien lograda, ya que consigue recrear una realidad no tan alejada ni imposible de reconocer.

Lo malo es su excesiva pedantería religiosa, que inunda todo el largometraje. Los protagonistas están obsesionados con morir y entregarse a Dios, defendiendo que así harán, desde el cielo, un mayor bien por la humanidad; en vez de renunciar a sus votos, aunque sea de mentira, y ayudar al resto de ciudadanos mientras dure su vida. ¡Qué bonito! ¡Qué precioso! ¡Pero menuda gilipollez! Mejor hubieran hecho en mentir para así poder ayudar con su obra al resto de personas, en vez de dejarse asesinar. En este sentido, resulta realmente enervante el clérigo al que la chica del pueblo quiere rescatar. El espectador se sentirá aliviado cada vez que lo maltraten.

Dios comunistas

Esta cursilería trae como consecuencia el mayor fallo de Un Dios Prohibido, que echa a perder el buen producto conseguido. El director se empeña en alargar infinitamente el clímax, haciendo que la acción, que debería durar veinte minutos, dure cuarenta. Casi tres cuartos de hora en los que no sucede nada, en los que el espectador no recibe una sola sorpresa, ni giro dramático, ni conocimiento profundo de algún personaje; lo que provoca que el espectador termine durmiéndose en la sala.

Lo Mejor: Su apuesta por un enfoque original.

Lo Peor: Su vomitiva cursilería y su excesiva duración.

Nota: 6.

Pd.: Su difusión es limitada. En el siguiente link pueden ver los interesados en qué cines se está proyectando: http://www.undiosprohibido.com/cines/

Dios clerigogilipollas

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s