Óscar de la Vega.

La literatura norteamericana es entre las que hoy en día consideramos importantes, con mucho, la más joven. Además en ella notamos una gran influencia de las europeas en sus inicios y hasta el siglo XIX, cuando se produce el llamado “Renacimiento Americano”. Con la aparición de Emerson, y sobre todo ya después de la Guerra de Secesión, vemos una gran explosión tanto en los temas dominantes como en el tratamiento de los personajes. En todo esto hay dos formatos que son predilectos de los autores de la vieja colonia inglesa que son en sí muy parecidos como son el relato la novela corta, también llamado Novella. Antes ya de Henry James hubo muchos autores que escribieron gran parte de su obra y que destacaron en estos formatos como Washington Irving, Edgar Allan Poe o Nathaniel Hawthorne, pero probablemente fue el primer autor mencionado  el que marcó un antes y después en la forma de contar historias al otro lado del charco.

Daisy Miller es la historia de una joven americana que durante un viaje por Europa con su hermano y su madre conoce en Vevey, un pequeño pueblo termal al lado de un lago en Suiza, a otro joven americano que está visitando a su tía, llamado Winterbourne. El joven se interesa por la adolescente debido a su descaro y la novedad que su carácter y comportamiento representa en la colonia americana que en Europa está establecida. Nada más enterarse de su presencia la tía del protagonista le recomienda alejarse de la compañía de la familia Miller a la que tacha de falta de clase y de modales, pero después de visitar juntos un castillo el joven se siente cada vez más atraído por la joven y su descaro al expresar lo que siente y la inocencia de su comportamiento. Allí los jóvenes quedan con verse el siguiente invierno en Roma, próxima parada de la familia Miller. Allí el joven Winterburne intenta corregir el carácter de Daisy y trata de amoldarlo a lo que los cánones tradicionales representan, pero el comportamiento de la familia y el poco control que su madre ejerce y la “promiscuidad” de Daisy al dejarse ver con toda clase de acompañantes masculinos de toda clase hacen que acabe siendo rechazada por todos los ciudadanos americanos establecidos en la capital italiana, incluido Winterbourne. Finalmente la adolescente muere debido a las fibres que contrae una noche visitando el Coliseo, lo que hace que Winterbourne se arrepienta de no haber hecho lo suficiente por la joven.

Contamos como termina la historia porque en Henry James lo importante nunca es la historia en sí, sino el cómo se narra y la evolución interna de los personajes. Es el primer autor americano que se centra en la psicología de los personajes, no nos narra una historia desde un punto de vista general, sino que lo hace a través de Winterbourne, el narrador y protagonista de la historia. Si bien el personaje masculino es el protagonista y narrador pronto nos damos cuenta que la joven americana es realmente quien abarca toda la historia y son sus desventuras las que hacen que la historia avance, si bien lo hace desde las reflexiones de Winterbourne sobre temas como la libertad personal, la responsabilidad, la sexualidad o la inocencia. Todo esto se entremezcla claramente en la segunda parte del libro, que transcurre en la capital italiana y donde finalmente Daisy muere. El Coliseo representa la muerte del viejo imperio romano que durante el siglo XIX era un lugar muy propenso a que la gente enfermase y por tanto la gente lo evitaba. Daisy es libre para visitarlo a pesar de las advertencias que recibe y por tanto es responsable de su muerte al igual que lo es del ostracismo del que es víctima y que ella acepta totalmente sin que le suponga ninguna ya que ella ve totalmente normal su comportamiento, ya que es al que está acostumbrado a llevar en América.

Vemos el Daisy Miller como tema principal uno de los temas favoritos del autor, sobre todo al comienzo de su obra,  y que frecuentemente aparece en su obra como es la visión que tiene un americano de la vieja sociedad europea. El propio Henry James lo vivió en sus propias carnes, pues pasó en Europa la mayoría de su vida adulta e incluso poco antes de su muerte adquirió la nacionalidad británica. Vemos la diferencia entre los ciudadanos establecidos en el Viejo Continente y los que solo están de paso. La familia Miller por un lado representa la joven sociedad americana que se caracteriza por esa inocencia y naturalidad que tienen Daisy y su hermano. Por otro están los americanos establecidos en Europa, una sociedad mucho más clasista y con un respeto mucho mayor por las normas por mucho que estas coarten la personalidad de los individuos.

Daisy Miller es un libro corto, que se lee del tirón en un rato y que, si bien no es tan profundo como la obra maestra de Henry James de su época temprana como es Retrato de una Dama, bien se puede leer como una especie de introducción a ésta novela y ver las similitudes entre las figuras de Daisy e Isabel Archer.

Daisy-MillerTítulo: Daisy Miller

Autor: Henry James

Editorial: Penguin

Año: 2007

Páginas: 127.

Precio: 11 €

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s