beca cartelTítulo: Los Becarios (The Internship).

Director: Shawn Levy.

Actores: Owen Wilson, Vince Vaughn (que también escribe y produce), Rose Byrne, Asif Mandvi, Max Minghella, Josh Brener, Dylan O’Brien, Tiya Sircar, Tobit Raphael.

Año: 2013.

País: Estados Unidos.

Duración: 118′

Género: Comedia.

Distribuye: 20th Century Fox.

 

Germán Esteban Espinosa

¿Qué es el cine? El cine es la culminación del arte. Desde siempre el hombre tendió a reflejar el paso del tiempo en sus pinturas y esculturas: los animales de 8 patas de Altamira, los pilares romanos, los murales egipcios,… Todos estaban esperando a que a finales del siglo XIX se fusionara la tecnología de la fotografía y el principio de la linterna mágica, para poder captar y después reproducir el cambio del espacio en el tiempo; es decir, el arte cinematográfico.

El cine es especialmente bueno cuando depara sorpresas, como sucede en Los Becarios. Acudimos a la sala esperando ver una comedia bastante tonta, protagonizada por dos grandes del humor: Owen Wilson y Vince Vaughn; y salimos gratamente sorprendidos por el buen rato pasado, e incluso emocionados por la calidez y el buen rollo que transmite la cinta. Es común que una comedia sea infravalorada, salvo en la ceremonia de los Oscars de este año. Por ello, no vamos a caer en ese tópico, y concederemos un señor diez a Los Becarios.

beca google

¿De qué trata la cinta? Pues de dos comerciales con mucha labia que pierden su empleo porque su jefe, John Goodman, se jubila, debido a que en el mundo de la tecnología nadie compra sus relojes. Así pues, al encontrarse los protagonistas en tan precaria situación, deciden apuntarse a Google como becarios.

Este será el punto de partida para un sinfín de situaciones cómicas, que tocan desde las relaciones en pareja hasta las referencias marvelianas, fundamentadas todas ellas en un fino humor generacional sobre las ridiculeces de las nuevas tecnologías, y el poco ímpetu y mucho cinismo que inunda a la juventud, así como una denuncia al retroceso cultural que entraña corroborar cada cosa que alguien dice en Google, como si volviéramos a vivir en el Siglo XVIII, y el buscador fuera la Enciclopedia de Diderot, dueño y señor de la verdad absoluta.

beca clase

Pero ahí no termina la cosa. Esta película sobresale por el diseño voluminoso de sus personajes. Todos tienen pasado, objetivos y debilidades. La amistad de Wilson con Vaughn es realmente envidiable. Ambos derrochan el carisma suficiente como para poder ganar varias veces seguidas las elecciones generales de los países de la Unión Europea.

Se forma un intenso vínculo entre los protagonistas y el espectador, que consigue llegar a emocionarse. La trama muestra guiños constantes a aquellos que nos resistimos a sustituir los libros por ordenadores y el bar por el Facebook, que nos parece natural y productivo tomar unas cañas después del trabajo y no matar ni traicionar nuestra dignidad para ascender socialmente. Tiene el mérito extra de criticar sin caer en discursos apocalípticos y sin dejar de mostrar también las ventajas del progreso tecnológico.

Suponemos que el hecho de haber elegido a Google está justificado como medio para que la película le saliera tirada de precio a Vince Vaughn. Lo cierto es que no es ninguna locura que alguien quiera ser becario del buscador, ahora que ha salido la noticia de que llegan a ganar hasta 6.000 euros al mes.

beca moto

Y llegados a este punto, vamos a seguir alabando esta magnífica pieza maestra sin desvelar nada importante. Los secundarios están genialmente definidos. El amor también está implícito, con un ejemplo de “anti-cita” demencialmente genial, así como una crítica enormemente satisfactoria a los entrevistadores de Recursos Humanos que conceden las becas. Si alguien se ha enfrentado alguna vez a algún idiota que pese a saber que posees un currículum excelente, se empeña en preguntarte cosas como “¿Cómo se define usted?”; “¿Cómo le definen sus amigos?” o “¿Cuáles son sus hobbies?”, esta película será su receta perfecta para desahogarse de tantas gilipolleces de la vida laboral coetánea.

Además no decae en ningún momento. Tiene sus puntos de giro perfectamente calculados; no comete el fallo de ahogarse en estereotipos, sino que toma la estructura clásica de la comedia y la renueva con unos gags originales y unas situaciones realmente extraordinarias, como el surrealista partido de quidditch.

El espectador, tras disfrutar de dos horas maravillosas, abandonará el cine deseando que  en nuestro mundo, abocado a la mediocridad hipermoderna, se cree un espíritu de equipo y vida semejante al que se genera durante el argumento. Gente centrada en lo importante, trabajadores como los que más, pero sin dejar de lado la sana tradición de ir a un bar después del trabajo, reírse y vivir. Algo muy español que se está perdiendo paulatinamente con las necedades del afterpop, lo pseudocool y lo technotrash.

Lo Mejor: La magnífica sensación que transmite la película.

Lo Peor: Que se acabe.

Nota: 10

Beca Noogle

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Un comentario »

  1. Basilisa dice:

    Lamentablemente, como toda comedia que dura más de hora y media tiene su altibajos y, como era de esperar, el ritmo decae y se hace pesado pasada pasada la hora y cuarto… ¿Un diez? ¿De verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s