“Joven, no te olvides de rezar. En tu plegaria, si es sincera, fulgurará un nuevo sentimiento y en él se dará una nueva idea que tú antes desconocías y que volverás a reanimarte; y comprenderás que la plegaria es educación”.

Jorge Velasco.

Cada libro que leo me deja algo, pero han de creerme si les digo que en esta ocasión, probablemente esté ante una de esas grandes obras que me ha llenado en todos los sentidos. Los hermanos Karamázov, del ruso Fiódor M.Dostoievski es el libro del que les hablo. Una novela de costumbres de la Rusia del Siglo XIX que bien puede extrapolarse a cualquier otro lugar todo lo que ocurre siempre grosso modo.

Parece una obra en la que no pasa nada. Uno va avanzando en las páginas, sumergiéndose en la prosa del literato ruso, deleitándose con cada palabra, con cada frase, pero apenas hay acciones importantes, todo es mera descripción de personajes y problemas cotidianos que a-priori no atañen a nadie, hasta que pasa algo en un momento clave y que se ve venir. Entonces todo lo anterior comienza a cobrar un sentido que al principio no era entendido. La obra comienza así a verse mucho más clara, gana en agilidad, y sus muchas páginas se empiezan a devorar a una velocidad de vértigo, hasta que de nuevo el escritor nos da una tregua con la vuelta a la exagerada y minuciosa recreación, la descripción llevada al extremo.

Es en estos descansos de recreación en los que Dostoievski expone todas sus dudas, todas sus preguntas últimas, su visión del mundo… Lo hace dando a cada personaje, a cada hermano Karamázov una personalidad que encarnará el prototipo de personaje interpelado por una cuestión muy primordial, para uno de ellos son el bien y la justicia los principios que busca alcanzar y que debido a su condición le cuesta conseguir. Otro se debate en materia de fe, de si continuar o no en el seminario y de si ayudar o no a sus hermanos con sus problemas varios.

Pero también se tratan temas de política, de moral, de ética, religión por supuesto, los trascendentales, el amor… y todos ellos bajo una sensibilidad impresionante que hace al lector un comensal perfecto para semejante delicia a catar. 1120 páginas es espacio de sobra para poder tratar largo y tendido todos estos asuntos. Lástima que haya asuntos que no le interesen demasiado y llegue incluso a deslizarse frívolamente sobre ellos, véase la historia principal y que no es hasta los dos últimos libros cuando se soluciona, y con cierta guasa si me permiten la expresión, pues el climax es un tanto surrealista. Es en ellos cuando todo cobra sentido y se corre para cerrarla. Esto muestra una característica en el autor que no es otra que la dar más importancia a todo aquello que él mismo quiere tratar más que la propia historia principal, la cual, pese a lo dicho, mantiene perfectamente hilada con todas las desviaciones temáticas que no vienen mucho al caso, pero que al lector son las que más le reportan placer y crecimiento en todos los campos.

En fin, una gran obra para deleitarse pero que hay que leer con calma y con tiempo. No es una obra apta para impacientes ni para amantes de los best seller, es una obra para los buenos lectores y para aquellos que buscan algo más que entretenimiento en una novela.

3741Título: Los hermanos Karamázov

Autor: Fiódor M.Dostoievski.

Editorial: Cátedra. Letras Universales.

Año: 2009

Páginas: 1120.

Precio: 21,80 €

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s