oferta cartelTitulo: La mejor oferta

Director: Giuseppe Tornatore

Actores: Geoffrey Rush, Sylvia Hoeks, Jim Sturges y Donald Sutherland.

Año: 2013.

País: Italia.

Duración: 120′ .

Género: Drama, Romance, Intriga.

Distribuye: Filmax.

 

Germán Esteban Espinosa

Es difícil criticar una producción de estas características sin fastidiar el argumento a nuestros lectores, por lo que seguramente quedará algo abstracta; pero mejor eso que expresar la sensación con la que nos dejó, y quitarle las ganas al público de acudir a las salas de cine a verla.

Giuseppe Tornatore, director de esta cinta, tiene el mérito de haber sido el guionista y realizador de una de las mejores y más emocionantes películas de la historia del cine, Cinema Paradiso (1988). En dicho filme, ayudado siempre de la magistral batuta orquestal del veterano Ennio Morricone (muy conocido por ser el compositor de las cintas de Sergio Leone), Tornatore conseguía transmitir un enorme buen gusto, toda su pasión por el Séptimo Arte y una deliciosa nostalgia, que transportaba al público a un cúmulo de emociones profundas pero sinceras.

Oferta cuadros

La mejor oferta, sin embargo, es el producto de una experiencia traumática del realizador, o simplemente un reto que lanza a los espectadores, que al salir de la película pensarán en su madre y su padre, de un modo no precisamente piadoso. Hay cosas que un director no debe hacer, por el malestar que puede generar entre el público. Hay ocasiones en las que es mejor no llevar ciertas historias a la pantalla.

En todo momento la película destila sibaritismo y estilo. La música de Morricone impregna cada minuto, así como la fuerte presencia de pinturas anteriores al siglo XX. El retrato psicológico del protagonista, genialmente interpretado por Geoffrey Rush, está perfectamente descrito mediante simples imágenes. La trama va evolucionando suavemente, mientras un sentimentalismo sobrio y delicado se va apoderando del público, que se va sumergiendo en una maravillosa pieza fílmica, con una historia sorprendente. Es alucinante la cantidad de matices que tiene la voz en fuera de campo de la coprotagonista, Sylvia Hoeks, así como la expresividad que puede mostrar con un solo ojo. Además se aprecian elementos que recuerdan al estilo de David Lynch, reunidos en el bar que hay frente a la mansión.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y bajo su majestuosidad se esconde un pozo de arsénico mezclado con cianuro, que amarga al espectador y lo destroza por dentro, sumiéndole en la desesperanza, de un modo súbito, inesperado y repugnante.

Oferta Hoeks

Es un perfecto ejemplo de película con una impecable calidad formal, pero perjudicial para la salud mental y esencialmente perniciosa. Es como una rana flecha, roja brillante y muy atractiva al ojo humano, pero que produce la muerte súbita a todo aquel que la toca. Es como una medusa luminiscente, tal como aparecía en la elaborada Vida de Pi (2012); tiene aspecto mágico pero produce un dolor de mil demonios con solo rozar uno de sus tentáculos. Es como una sirena mitológica, bajo la seducción de su irresistible canto acecha la muerte.

Lo Mejor:  Los primeros 80 minutos.

Lo Peor: Pese a su calidad formal, no recomendamos verla.

Nota: 8

Oferta Rush Sturges

Anuncios

Acerca de jorgevf88

Me gusta el cine, el teatro, la literatura, los deportes, la música desde Abba a ZZtop. Busco la verdad constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s